Entre el equilibrio y la ambigüedad

Siete días de política

siete diasAl gobierno de Jorge Sapag  le resulta cada vez más difícil mantener el equilibrio que hasta ahora lo mantuvo equidistante en problemas centrales. Para muchos este equilibrio se llama en realidad ambigüedad.


Dice el gobernador de Neuquén que no le alcanza el dinero para pagar los aguinaldos en tiempo y forma, sin embargo resulta inocultable el aumento de la planta estatal en su gestión. A comienzo de año, según cifras oficiales, 3.300 nuevos agentes había incorporado Sapag. Hoy el número sería aún mayor pero el dato se mantiene en reserva. Por ejemplo, el decreto 1001 del 16 de junio que designó a cerca de 350 funcionarios y funcionarias para la súper estructura de la Secretaría de Estado de Recursos Naturales permanece oculto.

Sobre la nueva estructura ministerial que se anunciará en esta semana se cree que el gobierno tiene la oportunidad de corregir el rumbo y no seguir sobredimensionando la masa salarial del Estado. Política que el mismo Sapag criticó de su antecesor.

Mientras el gobernador ha buscado diferenciarse del ex gobernador Jorge Sobisch criticando su estilo y forma de hacer política, responsabilizándolo sobre la falta de dinero fresco a su llegada y diciendo que cometió muchos errores, Sapag no sólo permitió y facilitó que Sobisch no tenga que dar explicaciones al respecto sino que volvió a levantarlo del suelo legitimándolo como actor político del MPN. Ese es el resultado que surge cada vez que el gobernador convoca a reunión al imprentero. En este caso fue para negociar, entre otras cosas, la continuidad de la conducción actual del partido.

Luego de dar muestras de diálogo con los buenos oficios de su ministro más político, Jorge Tobares, el gobernador no busca conversar tanto allí donde no lo ven. La desafortunada represión que debió sufrir en su casa la comunidad Currumil en el paraje Quillén el pasado 25 de agosto, retrotrae imágenes propias del peor sobichismo. Sapag no ha cumplido la ley de relevamiento territorial 26.160 que impide los desalojos hasta que no se efectivice el relevamiento. El estanciero de Aluminé Ronnie Cullman agradeció al gobierno y a la policía provincial, en LU5, por el desalojo. Cullman además pareció pedir cárcel, pidió que no sólo se llegue hasta el desalojo, sino también que la justicia siga el proceso porque quienes toman tierras son reincidentes.

Las ideas del gobernador para lograr una mayor recaudación van en contra de la defensa de los recursos y el suelo de los neuquinos. Defensa incluida en los discursos de campaña y ahora de gobierno de Jorge Sapag. Al proyecto minero a cielo abierto en Campana Mahuida, que el gobierno impulsa, se agregó la licitación de 5 nuevas áreas mineras. Además sigue pidiendo que se le pague más caro a las petroleras el precio del barril del petróleo para el mercado interno, para que así gotee algo más a la provincia en concepto de regalías. Se insiste a sabiendas que el aumento repercutirá en los surtidores de todo el país y propicie la profundización de la política extractiva de las empresas en perjuicio de nuestras reservas.

Lo días que se avecinan necesitarán de posturas menos ambiguas de parte del gobierno, pues respecto a los reclamos de trabajo genuino no se puede seguir respondiendo lo coyuntural con un ministro que reparte subsidios por los piquetes. Los reclamos territoriales no podrán resolverse reprimiendo en nombre del diálogo, y el cambio de las políticas de represión y de endeudamiento, propias del anterior gobierno, no parece real si se invita a su creador a la mesa.

2 comments

  • Hablando de ambigüedad el ” no seguir sobredimensionando la masa salarial del Estado” que planteas, no significa otra cosa que despedir gente y no aumentar salarios o crees que toda la gente que nombran son funcionarios. la coherencia para vos tbien.

Deja un comentario