Aluminé: Clima enrarecido tras el desalojo

Derechos de la humanidad, Política, SECCIONES

090831_currumilEl intendente instó a la comunidad a mantenerse en estado de alerta. Los mismos vecinos vigilan las calles ante los rumores de posibles nuevos asentamientos.

La brutal intervención de la policía provincial que el martes pasado acabó con el desalojo de un grupo de familias Mapuce de unos terrenos cercanos a Aluminé, parece no ser un mero hecho aislado, denuncian desde Zainuco -organización neuquina que lucha por la defensa de los DDHH-. Las polémicas declaraciones del intendente Andrés Mendez, llamando a la comunidad a mantenerse en estado de alerta y pidiendo por un fortalecimiento de todas las fuerzas de seguridad, tensionaron el clima que hoy se vive en la localidad.

Concretamente se habló de una posible toma de tierras aledañas al barrio Intercultural por un grupo de familias provenientes del barrio San Lorenzo de Neuquén. Inmediatamente se dispuso un operativo de seguridad para controlar el ingreso y salida de la ciudad de todo tipo de vehículos, desde colectivos hasta autos particulares, con el objeto de impedir el arribo de los supuestos usurpadores.

La paranoia se intensificó con la aparición en escena de una cuadrilla de vigilancia conformada por un conjunto de vecinos denominados “autoconvocados” que se dedican a patrullar las calles de ese sector conjuntamente con la policía local.

En tanto, otros vecinos también unieron fuerzas pero en este caso para denunciar públicamente el inusual estado de alarma que hoy los rodea. En una carta abierta fechada este pasado sábado 29 de agosto, entienden que los dichos del intendente y algunos concejales –que afirman son infundados y no cuentan con el respaldo de una fuente confiable- no han hecho más que incitar a “distintos grupos de personas que viven en el pueblo a desconfiar de sus propios vecinos”.

Desconcertados, en el mismo escrito se preguntan: “Para asegurar la paz social ¿Necesitamos más policías? ¿Esto soluciona la falta de trabajo, la falta de vivienda, la falta de salud y la falta expectativas de vida de nuestra juventud?”.

 

La Confederación Mapuce de Neuquén también manifestó su repudio al accionar del Estado. El mismo día en el que Méndez habló públicamente, la comunidad Currumil sufrió un nuevo atropello de las fuerzas de seguridad.

Luego de los hechos ocurridos el martes, el jueves 27 tuvo lugar un primer acercamiento entre las autoridades policiales y la comunidad mapuce, solicitado por el mismo Pedro Podestá, el particular que reclama la propiedad de las tierras en litigio. Al otro día, denuncian a través de un comunicado, un grupo de peones contratados por Podestá irrumpió en el campo con la firme intención de desalojar el ganado vacuno que permanecía en el lugar. La arremetida fue resistida por los mismos miembros de la comunidad Currumil.

One thought on “Aluminé: Clima enrarecido tras el desalojo

  • Hola, como adulto pensante, deseo hacer conocer mi punto de vista, ya que como toda la comunidad neuquina sabe los mapuches no son indigenas nativos argentinos, por lo que mal podemos arrogarles derechos ancestrales sobre la tierra que no tienen intenciones de producir, y mucho menos resguardar, por lo que aconsejo humildemente tomemos conocimiento de las inteciones de estos mapuches modernos que se han decidido a usurpar todo lo que pueden, si importar los derechos de propiedad de nadie, e investiguemos a quienes responden

Deja un comentario