“Quién gobierna?”

SECCIONES

Fotografía sabatini0129Pidió un crédito al Iadep y hoy enfrenta un desalojo. José Fernández se siente estafado y  denuncia al MPN de haber montado una “industria de la política”.

Por Jorge Sabatini

“Quién gobierna?”. Se pregunta José Eduardo “Pepe” Fernández, 53 años de edad y 30 de afiliado al partido gobernante en Neuquén. En 1994 solicitó al FONDEP (Fondo de Desarrollo Provincial) un crédito de $130.000 para destinarlo a un emprendimiento relacionado con el cultivo de hongos que fracasó por la falta de acompañamiento del gobierno. Frustrado, pero no derrotado,  Fernández intentó con la cría de conejos integrarse a la “cuenca cunícola” que Sobisch anunciaba como parte de la reconversión productiva. Para aquel entonces,  ya se había gastado los  $60.000 recibidos como parte de los ciento treinta mil comprometidos y como el resto nunca llegaba -ni jamás llegó- comenzó a poner plata de su bolsillo. Así,  terminó cerrando el comercio que poseía en Cutral Có desde hacía 22 años, y  también esta vez el gobierno lo “ayudó” a fracasar: el matadero-frigorífico que la famosa cuenca demandaba nunca fue construido y el más cercano quedaba a 1.500 km . Como una broma cruel, luego vio y escuchó a Sobisch en radios y canales del país haciendo campaña presidencial y hablando de los conejos que se producían en Neuquén. Mientras tanto, su deuda con la provincia -en función de sus atrasos y los intereses devengados-  superó los $ 300.000 y lo puso al borde de la ejecución de la garantía: el título de propiedad de tres lotes y todo lo edificado en ellos (incluida su vivienda) sin subdivisión alguna. Con el respaldo de su larga militancia apeló a funcionarios, dirigentes y hasta al mismo gobernador actual para frenar la debacle.

Dejemos que él mismo lo cuente:

-El Gobernador dio una orden al IADEP y yo fue ahí con el dinero que me pidieron. Cuando estaba por entregarlo llaman de Fiscalía de Estado y frenan todo el acuerdo. Desoyen la orden del Gobernador. Díganme entonces: ¿quién gobierna en esta provincia?. ¿Eh? ¿Quién gobierna?.

-No se entiende muy bien porque te embarcaron en un proyecto, el cultivo de hongos comestibles,  al que luego restaron apoyo. Y también dinero ¿verdad?

-Aparte de la falta de seguimiento del proyecto por parte de los órganos gubernamentales competentes, o quizás debido a ello, la bióloga que asesoraba desertó y se fue a Israel a hacer ahí, en el desierto,  lo que acá no pudo, cultivar hongos.

Pero además,  al FONDEP, que dirigía el “Gringo” Sapag,   le destinaron un presupuesto de sesenta y cinco millones que debía alcanzar para los cuatro años de gestión del primer gobierno de Sobisch y se los gastaron en el primer año nomás. Y el gobernador no ordenó nuevos desembolsos. O sea, para las siguientes etapas de mi proyecto no hubo más plata, se quedaron sin fondos. También sufrimos las grandes demoras que se producían entre una y otra certificación de obra,  hasta siete meses pasaban, y por eso tuve que echar mano al dinero propio confiando que luego me iban a cumplir con lo pactado. Pero eso nunca sucedió.

-¿Realmente cuánto recibiste del total del crédito?

$87.000, de los cuales sólo me llegaron $60.000 ya que el resto adujeron que había ido a impuestos y otros gastos.

– Entonces intentaste con los conejos…

-Cuando llegás hasta el fondo, si todavía no te ahogaste salís a flote. En ese momento había un run run de que se venía el desarrollo cunícola y empecé a moverme para intentar esa otra actividad en el mismo predio de los hongos. Todo lo hice con esfuerzo propio. Me contacté con gente de España y centros de desarrollo de inseminación artificial y monté el primer laboratorio en la Patagonia y segundo en el país. Quise “entrarle” de nuevo a un proyecto productivo que, en su momento culminante, de nuevo fue abandonado por el gobierno que no construyó el matadero-frigorífico de la cuenca cunícola. También deberían haber desarrollado un mercado interno para el proyecto que sólo contemplaba, medio grandilocuentemente, la exportación. Para comenzar a devolver la plata entonces salí a malvender lo que tenía hecho. Ese dinero lo arrimé al IADEP donde, de paso, me maltrataban bastante las dos personas que me atendían.

-¿Quiénes?

-El Director Martínez y la abogada Silvia Saglieti. Me atendían en el mostrador y en voz alta, como para que escucharan todos los que estaban ahí. La Saglieti  me decía cosas como que por culpa de los que no pagábamos la provincia estaba de rodillas.

-Entonces arrimaste plata decías ¿de cuándo estamos hablando?

Fernández busca en un portafolios y muestra algunos documentos

-El 4 de Febrero de 2005, con el diputado Irizar y el gobernador, que en ese momento era Brollo, como testigos, firmé el acta de forma para acogerme a la ley de Regularización de Deudas Nro. 2462 (lo enseña y aclara: “Esto fue quitado de mi expediente, pero tengo esta copia”) y recién el 6 de Abril del 2006 pude arrimar los $67.000 con que hubiera normalizado mi situación. Ahí la Saglieti me dice que la amnistía ya había caducado pero igual me hace depositar  en dos distintas cajas de ahorro para cubrir deuda a nombre de José Eduardo Fernández y de CAYAMPA, que era el nombre del emprendimiento de los hongos.

Muestra las boletas de depósito

-¿Por qué  cuarenta y ocho mil y no sesenta y siete mil?

-Ahí me dicen que CAYAMPA tiene deuda con el BPN. Me abren un expediente por un crédito inexistente.  La otra parte, $19.000, Saglieti la retiene  por trámites que dice que hay que realizar debido a que la amnistía ya había caducado.

– ¿Decís que te inventaron un crédito en el BPN?

– Claro. Me dijo Saglieti: “Su dinero apenas alcanza para el crédito que usted tenía en el BPN”. Yo el único crédito que tenía era el de la ley 1964 del FONDEP.

–  ¿Cuándo te ejecutan la hipoteca?

–  El año pasado. Yo había constituido garantías reales con mi propiedad, una escritura que comprende tres lotes con todo lo edificado sobre ellos. No había hecho subdivisión por apresurarme a gestionar el crédito del FONDEP. Con uno solo de esos lotes podría haber garantizado la deuda.  El remate se hizo en Neuquén, prácticamente a puertas cerradas. Las dos únicas personas que asistieron fueron las compradoras.

– ¿Cómo pudieron haber dos compradores si no había subdivisión de la propiedad?

– Ah, no sé. Uno compró el local del frente en doscientos mil pesos y el otro las dos viviendas de atrás en cien mil. Todo eso vale más de un millón de pesos.

– ¿Hiciste gestiones con la gente de tu partido para que te ayudaran a resolver esta madeja?

– Soy nacido y criado en Cutral Có y tengo 30 años de afiliado al MPN. Trabajé sin distinción de colores siempre y si no ocupé cargos es porque lo mío es el trabajo. Sí, hablé con el gobernador, pero ahora no me quiere atender. Cuando Tobares aún no era ministro le llevé el problema a su estudio de abogado. El me dijo, textual: “Desde el IADEP hasta la Fiscalía de Estado hay una banda organizada., es el hipermercado del juicio”. Dijo que iba a tomar cartas en el asunto cuando llegaran al gobierno, pero no me recibió nunca ni tomó cartas como dijo. He llegado a esperarlo hasta siete horas delante de su despacho de ministro para que salga su secretaria a decirme: “Se tuvo que ir”. Y me da mucho que pensar el que los dos compradores del remate son clientes de su estudio. Tampoco se me notificó en forma apropiada durante la constatación que se hace antes de los remates porque la hicieron el martillero y un oficial de justicia en el local que tengo alquilado, con mi inquilino, que es quien se quedó con el local en el remate. Un remate que se hizo a puertas cerradas en Neuquén. Acá, como en todas partes, hay gente que está muy atenta a los remates,  pero ni se enteraron. También he podido entrevistarme con el Fiscal de Estado, Martín Gaitán. Me llegó a decir que era una injusticia muy grande lo que habían hecho conmigo. Me dice: “Y bueno, entre tantos expedientes… pero lo vamos a arreglar”. Nunca más dio la cara. También me atendió Alejo Boland,  para quien inventaron el cargo de fiscal adjunto en la Fiscalía de Estado ¿adónde se ha visto?, pero nunca logré nada. Su madre, Zulma Reina, responsable de la Dirección de Control de Gestión, me dijo que me embrome por dejado, Kohon también me atendía, otro que está ahí porque es hijo de un juez porque ni concurso ha hecho para entrar, como todos los demás. Boland es apoderado del partido; como compañero, por ética ¿no podría haberme dicho que estaba en peligro?

–  Buscaste hacer acordadas en el partido en lugar de asesorarte legalmente cuán comprometida era tu situación…

– Y sí, corrí esos riesgos por confiado. Y eso que nunca hubo una relación con intercambio de notas o la oportunidad de defenderme en el IADEP o la Fiscalía de Estado. Nunca me citaron para que pudiera defenderme, un principio tan elemental ¿no? La persona que vino a notificarme se arregló con el inquilino y chau. El compró el local sobre la avenida en el remate. Los dos lotes sobre la calle Angeleri salieron por la base y encima dicen que sólo alcanzaron para pagar los honorarios de los abogados que intervinieron.

Ahora me dicen que en quince o veinte días me van a venir a desalojar. Yo no sé si voy a ganar o ya la tengo perdida, pero no me voy a ir cobardemente de mi casa y tampoco del partido. No voy a renunciar. Estoy en este partido por convicciones, pero nos han arrebatado al pueblo los partidos. Han sido tomados por cuatro vivos que han hecho una industria de la política. Están 4 años y se van millonarios. Acá, por la impunidad que hay y la avaricia que tienen han montado un negocio millonario. Ya pedí la Banca del Pueblo, quiero que el Concejo y el intendente de Cutral Có me amparen. Pero además quiero sacar a la luz a esos vampiros del IADEP y la Fiscalía que detrás del anonimato acrecientan su patrimonio día a día. Por eso los nombro, para que tengan un nombre y se expongan a la luz y no sólo sean un sello, una firma sin rostro.

En la provincia de Neuquén hay cuatro poderes: el Ejecutivo, el Legislativo, el Judicial y la Fiscalía de Estado, pero por más que sean a mí no me van a sacar ni mi casa ni mi vida. ¿Cómo podés renunciar, no sé, a tus ventanas…?, las ventanas por donde te llegan los olores familiares, los ruidos conocidos… El vecindario que conocés… No hay verdad ni razón que pueda obligarte a eso.

5 comments

  • Tenia una deuda en el 94 de 3000 por un adicional de tarjeta no pagada por mi ex. Cuando lo descubrí yo incobrable por mi bajo sueldo y ser unica sosten de flia. pasaron los años año 2008 me llega un embargo del IADEP por $60.000 , parece que el Bco.Pcia. vendió mi deuda en el 1999 . Sin notificaciones , consulte con abogado y éste me dijo que nada se puede hacer , ni siquiera por los desmesurados intereses , revisamos expediente (previo solicitud) y estoy en mismo paquete de Consoli y otros , necesitaban hacer juicios para justificar , Desde hace 1 año me descuentan el 20% de Todos mis haberes hasta que me muera .Estoy desesperada y no se qué hacer

  • Tendrías que haber dicho que el crédito era para una bodega en El Chañar. No?

  • Alejo Boland, hijo de Zulma Reina, obstenta el cargoANTICONSTITUCIONAL de Fiscal Adjunto y es hermano de la reciente nombrada en la justicia……
    PORTACION DE APELLIDO Y CARADUREZ EXSTREMA…O NO¿?

  • Felicitaciones señor Jose Fernandez, por su valentia en la denuncia de este acto de corrupción y robo. Ojala que las autoridades de su ciudad o algun profesional o estudio de profesionales se hagan eco de esta injusticia y actuen en consecuencia; imitando así la oportunidad que dan algunos medios de comunicación.

Deja un comentario