Bariloche movilizada ante llegada de Uribe y la Cumbre de Unasur

El mundo, Movimientos sociales

Bases militares en Colombia -actuales y proyectadas- realizado por Ana Esther Ceceña.
Bases militares actuales y proyectadas, realizado por Ana Esther Ceceña.

El viernes 28 comenzará la reunión extraordinaria de la Unión de Naciones del Sur, con la presencia de 12 mandatarios y mandatarias del continente, para abordar el controversial acuerdo entre Álvaro Uribe y Barack Obama sobre la instalación de 7 bases estadounidenses en territorio colombiano. Por otro lado, el mismo día se convoca a una Marcha Por la Paz en Latinoamérica, donde confluyen movimientos sociales de toda la región. En estas horas, ambas iniciativas trabajan para ultimar los detalles de una cumbre y una concentración que prometen ser de lo más importante en la historia de la ciudad, y un posible punto de inflexión para los proyectos de emancipación de América Latina.

El 14 de agosto pasado el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, firmó un acuerdo de cooperación con el gobierno de Barack Obama destinado a “luchar contra el narcotráfico y el terrorismo”. En concreto, este acuerdo habilita la instalación de 7 bases militares estadounidenses  en territorio colombiano, que se suman a las tres ya existentes.

“Es una fase mejorada del Plan Colombia“, dijo Uribe, como si esto fuera garantía alguna para las comunidades latinoamericanas que hace tiempo denuncian este plan por los atropellos a los derechos humanos y la militarización del continente que significa, bajo el engañoso concepto de la “lucha contra el terrorismo”.

El ofrecimiento de reunirse en Bariloche para debatir sobre el escenario de “seguridad regional” fue hecho por Cristina Fernández el lunes pasado en Quito, durante la cumbre de la Unasur. A la misma Uribe no asistió, por estar rotas las relaciones entre su país y Ecuador. Ante la invitación a un nuevo espacio de diálogo, esta vez en Bariloche,  Uribe aceptó participar, aunque se cuidó de aclarar que su asistencia a la cumbre no condiciona el acuerdo con Estados Unidos. A la vez el encuentro presidencial servirá como antesala de la cumbre de Naciones Unidas, a realizarse el 22 de septiembre, donde el bloque latinoamericano tendrá oportunidad de encontrarse con Obama.

Los preparativos

En Bariloche tanto las autoridades municipales como provinciales están trabajando arduamente para que  la ciudad se luzca como anfitriona de la Cumbre. El hotel Llao Llao será el epicentro de actividades oficiales. Rutas y calles ya están cortadas, en pleno proceso de mejoramiento. Puerto Pañuelo cerró sus operaciones por “razones de seguridad y operatividad”, según informó la Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi. Regalos especialmente diseñados para presidentes y presidentas, y hasta para periodistas acreditados. Todo está en marcha.

Claro que también se están gestando otro tipo de preparativos. Organizaciones sociales, sindicatos, partidos políticos,  multisectoriales de Bariloche y de la región están coordinando voluntades y actividades para que se haga escuchar fuerte y claro el rechazo absoluto a la violencia, y a la militarización de este continente.

090825 cumbre unasur - resistencias

La convocatoria es concentrar el Jueves 27 a las 17.30 horas en la esquina de Brown y Onelli, en el centro de Bariloche. De alli se marchará hacia el Centro Cívico de la ciudad donde se dará lectura a un documento único con las consignas consensuadas por los diferentes sectores participantes:

  • No a la instalación de bases militares en Colombia
  • Restitución inmediata de Manuel Zelaya en el gobierno de Honduras
  • Basta de violencia contra los pueblos originarios

Luego del acto continuarán las actividades con una Radio Abierta y  la presentación de varias murgas, entre otras iniciativas que en estos momentos se están coordinando. En comunicación con (8300)web Fernando Fernandez Herrero, quien participa de la organización de la marcha, manifestó que “el objetivo es convocar a la población y preparar un clima de movilización en  vísperas de la reunión de Unasur, para demostrar que los pueblos rechazamos este tipo de políticas”.

La instalación de bases militares estadounidenses no es un tema nuevo para América Latina, región históricamente considerada como “patio trasero” donde consolidar su hegemonía,  incluso desde antes de ser, Estados Unidos, potencia mundial.

Muchas investigaciones han demostrado que la instalación de bases militares por estas latitudes responde a una estrategia del gobierno estadounidense, y sus élites, para controlar tanto el acceso a los abundantes recursos naturales de la región como los focos de resistencia y movilización social que crecen en América Latina.

Más Información

Pachamamaar.blogspot.com

Especial de Telesur sobre las Bases Militares de Estados Unidos en América Latina

Noam Chomsky llamando a rechazar contundentemente la instalación de bases militares norteamericanas

Deja un comentario