Chihuido huele a uranio…

POPURRI

Elsa Bruzzone

En el aula Magna de la Universidad Nacional del Comahue, el miércoles 19 disertó para toda la comunidad académica y la sociedad en general Elsa Bruzzone. Con un auditorio prácticamente completo, habló sin tapujos sobre los recursos naturales de Argentina, el modelo de explotación y la minería en Neuquén. Así, nos dió a entender que Chihuido huele a uranio…


La profesora de Historia y especialista en Geopolitica y Defensa comenzó su disertación analizando las variables internacionales que definieron el modelo de explotación de los recursos naturales y estratégicos de la República Argentina. Identificó estas variables con la voluntad de Estados Unidos, Japón y los paises más poderosos de Europa, que necesitaron  y necesitan de los paises del Tercer Mundo (materia prima y mano de obra fundamentalmente) para consolidarse como potencias capitalistas industriales.

Así mismo, enfatizó el rol de dichos paises (ella los identifica como “La Trilateral”, tomando el concepto de Brenzinski) en los Golpes de Estado de 1952 y 1976. De la misma manera fue central el papel de Alfredo Martínez de Hoz, ministro de Economía de la última dictadura militar y representante de La Trilateral, a la hora de desregularizar la economía y las leyes, que dieron lugar a la privatización de los recursos naturales. Proyecto consolidado durante el gobierno neoliberal de Carlos Saúl Menem.

Bruzzone identificó el siglo XXI como un siglo crítico, sobre todo en lo relativo al agua potable, los alimentos y la energía, elementos vitales para el desarrollo de nuestros pueblos y naciones.  Sin embargo, dejó claro que el 20 por ciento del territorio nacional está en manos de grandes empresas transnacionales, llamese coorporaciones mineras, pool de siembras, coorporaciones petrolíferas o gasíferas. Situación posible debido al remate de todos los recursos y bienes naturales y estratégicos del país.

El problema de las mineras

La profesora dedicó gran parte de la conferencia a desarrollar la problematica minera. Subrayó el hecho de que todas las riquezas mineras argentinas están en manos de empresas multinacionales europeas, canadienses, estadounidenses, japonesas y chinas. Destacando el desembarco de éstas últimas en Sierra Grande, Campana Mahuida y Loncopué.

Chihuido
Chihuido

Al respecto explicó: “estas empresas multinacionales pertenecen a los países con los cuales nosotros estamos endeudados a través de la deuda externa. Cada vez que pagamos intereses por la deuda les estamos reintegrando todo. A nosostros nos queda el vacío, la contaminación, la devastación, la muerte. Lo mismo ha pasado con el gas y el petróleo”.

De manera clara y concisa explicó al auditorio la estrecha relación entre los proyectos Chichuido I y II y la explotación minera en la región. Es sabido que son ocho los proyectos mineros que andan dando vuelta en la provincia, incluidos dos de uranio que se encuentran en el mismo lugar (no casual) que Chihuido.

De esta forma, alertó sobre las intenciones reales de querer dar energía hidroeléctrica y agua a las empresas mineras por sobre el discurso de agua potable y luz para la población, como en el caso de la represa de Caracoles en San Juan, donde los sanjuaninos fueron los últimos beneficiados.

Por otra parte, la explotación de uranio no tiene nada que envidiarle a las explotaciones de oro y plata, también se realizan a cielo abierto, con millones de litros de agua (a razón de mil litros por segundo), e igualmente contaminantes. A esto hay que sumarle que el uranio extraído no va a ser utilizado en el país, sino que va a estar totalmente destinado a la exportación (dejando los mismo saldos irrisorios que el oro) según declaraciones del gobierno provincial.

Fondos que contaminan las universidades

(8300) preguntó a Elsa Bruzzone acerca de los fondos que reciben anualmente las universidades nacionales de parte de las empresas transnacionales, como Minera La Alumbrera. Al respecto ella contestó, “estoy totalmente en desacuerdo que las universidades reciban fondos provistos no sólo por las empresas multinacionales, sino también fondos que son provistos por el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Mundial. Así como también estoy totalmente en desacuerdo con que nuestros científicos y técnicos trabajen para estas empresas o para el FMI”.

De esta manera compartió lo dicho por muchos de los investigadores, profesores y estudiantes de diferentes universidades nacionales que se proclamaron en contra de los fondos: “Este dinero es dinero teñido de sangre, teñido con enfermadad, con muerte y con destrucción. Sumado al condicionamiento y la pérdida de autonomía e independencia que implica recibirlo”.

La política minera nacional

En el contexto del ciclo de charlas “Pensar la Nación. Camino al Bicentenario” y ante la falta de críticas al gobierno nacional y sus políticas por parte de la expositora, el público hizo saber su disconformidad respecto de la política minera, petrolera y gasífera del gobierno de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Conocidos promotores y autores de grandes y millonarios contratos con empresas extranjeras dedicadas a estos rubros. Frente a esto, Bruzzone insistío en la movilización e información ciudadana en defensa de sus derechos.

One thought on “Chihuido huele a uranio…

Deja un comentario