R de Rayo

ABC verborrágico

ABC-verborragico

Aquí que el orden es inalterable, no es cierto. Para terminar, y dejar en claro que el “romper la estructura” tiene que ver como podría decir un científico con indagar que lo que concebimos como materia sólida, es básicamente espacio vacío, así como se concibe la vida como plena, cuando en realidad es una serie de encuentros vacíos.

Por Daniel Dechia

[1] Desde <<lo que se experimenta: estatuto del alma, padecimiento, pasión, afección, tristeza, enfermedad>> de la distancia, lejos de lo que llegamos a ser: Hombre. Un hecho, el acontecimiento individuo, pero no un solo individuo. Desde la altura, peregrinó hasta él, ¿varios tipos de hombre? ¿Comunidad diversa u homogénea?

[2] ¿Quién habla aquí? Parece desde el principio que quiere y necesita dividirse de otros. Tal vez sea clave a la hora de acercarse a una serie de fragmentos, de alguien que sostiene el habla. Lejos de apariencias, sabe que no es un predicador, un santo, un profeta, un servidor social, un psicólogo o el defensor de algo.

R de rayo lado A

[3] Alguien que pretende se sutil, silencioso, con la sigilosidad hablada. Su dedicación no es asediar con su verdad, sino llevar a madurar. Involuntariedad donde la palabra acae. Decir fatal al encuentro de su afirmación ¡Musica! Se escucha el tempo. ¿Cual es la necesidad? ¿Cual es la condición trascendental de posibilidad? Una música que es escuchada donde no se encuentra. No tiene que ver con el misterio. Es lo que pasa, cuando uno se encuentra o no. Esa atracción que lleva el vivir. Y por buscar no se da con seguridad. Es azar.

R de rayo lado BInterrupción – El orden de los factores no altera el producto. La expresión es unívoca. El espacio de audición, tiene sus condiciones, así llegará a nosotros el concierto. Una relación palabras- laberinto, tal vez. Gritar: ¡interlocutores! Viajeros del caminar donde no hay camino.

[4] ¿Quién habla? no es un decadente, es un tipo ascendente. Subir es cosa de ir solo a ratos ¿El rayo sube o baja? Un acercarse para alejarse más, quizás. Cuando uno escucha el estruendo corre, pero eso no es el rayo: pide a quien oye que se vaya. Ser maestro o discípulo es cuestión de circunstancia ¡Que cada uno diga lo que tenga que decir y siga su camino! Quedarse Obedeciendo, nada tiene que ver con la expresión.

[5] Pero existe una relación justa entre obedecer y mandar: apartarse de esos fragmentos y sentencias.

[6] Hola soy el paciente del pensamiento. No hay signos de nada, porque la expresión es unívoca. La ondulación del rayo: el tono de lo dicho que en el viajero se hace al caminar. La experimentación a máximo nivel se llega en el estar atento. Tengo muchos estilos.

[7] Esculpir con el abecedario verborreo, probar con el yo, con el cuerpo. <<Traed oídos para el cuerpo>> ¡Las Sensaciones físicas! Cuerpo pletórico. Las modificaciones son el único acontecer. Metaestabilidad, tal vez. Rayo: devenir intensivo en lo profundo, nos “asaltan” pensamientos. El conocimiento es una práctica sin fundamento. ¿El pensamiento es un punto? Un espacio inextenso. Una conciencia del cuerpo y no una conciencia de sí.

[8] Es tan hermoso el abismo, porque nos da la comprensión inmediata del sentido trágico de la vida.

2 comments

  • Me encanta el artículo y sobre todo la definición de expresión, así que me tomé el atrevimiento de citarlo. Además de difundir el artículo en un grupo en facebook que tengo con unos amigos que estamos preparando una revista (revista dozis) donde lo que queremos es “romper la estructura” de ese formato. Gracias por estas palabras.

  • i, de ignorante me tendrian que poner a mi. Leo y releo y no entiendo nada. En fin..se ve que no es lo mio. Valeria, te envidio. Daniel, no es tu culpa. Igual suena lindo o “Igual” suena lindo?

Deja un comentario