Reconocen los restos de un dirigente asesinado por la dictadura

Derechos de la humanidad, Política
Arroyo
Arroyo

El cuerpo de Juan Carlos Arroyo, reconocido dirigente del Peronismo Revolucionario y detenido desaparecido durante la última dictadura militar, fue recuperado por el Equipo Argentino de Antropología Forense y llega a Jujuy.

Sus hijas Sofía, Marina y María Eva Arroyo, junto a su madre y hermana, dieron una conferencia de prensa esta mañana.  Los colegas de FM comunitaria La Voz del Cerro, de San Salvador de Jujuy, estuvieron en la rueda de prensa.

“Siempre existió la fantasía de qué íbamos a hacer si encontrábamos a nuestro padre. Siempre pensamos en ese hecho que no sabíamos si ocurriría. En este sentido, sentimos una gran alegría. Voy a poder verlo, traerlo a Jujuy. Pero también es doloroso. Soy una afortunada en el lugar en donde estoy, porque logré darle identidad a unos huesos, y no vamos a dejar que esto siga impune”, dijo Sofía.

La desaparición

La madrugada del 28 de octubre de 1976, el “Negro” Arroyo fue secuestrado en la localidad de Moreno (Buenos Aires) junto a sus compañeras Gladis del Valle Porcel (embarazada) y Marta Taboada.

Fueron recluidos en el Centro Clandestino de Detención (CCD) Proto Banco, que funcionaba en la Caballería de la Brigada Güemes, perteneciente a la Policía de Buenos Aires. Fue visto por última vez en febrero de 1977, cuando lo sacaron para asesinarlo.
Su cuerpo fue recuperado e identificado por el Equipo de Antropología Forense (EAAF). Había sido enterrado en una fosa común, en febrero de 1977, en el cementerio de Avellaneda (Buenos Aires).

Mañana viernes, a las 16.30, será conducido al cementerio municipal de Palpalá. Y se anticipa que una importante caravana conformada por integrantes de distintas organizaciones sociales y de derechos humanos acompañarán el cortejo.

CONFERENCIA-SOFIA ARROYO Fm La Voz del Cerro

Deja un comentario