Mapuche asesinado por carabineros chilenos

Movimientos sociales, Pueblos Originarios

pacosasesinos!El miércoles 12 por la mañana un integrante de la comunidad mapuche Requén Pillán fue asesinado por la policía chilena, al reprimir el intento de la comunidad de recuperar sus tierras usurpadas por un empresario.

Según informó la cadena de medios alternativos Indymedia, el nombre del peñi muerto en manos de los carabineros es Jaime Mendoza Collío, de 24 años, quien junto con un grupo de aproximadamente 80 personas  intentó ocupar el Fundo San Sebastián, “propiedad” del empresario Sergio González Jarpa.

Como era de esperar, la versión oficial salió rápidamente a difundirse por los medios masivos de comunicación, agencias oficiales de noticias mediante, sosteniendo que la policía “se enfrentó” con los integrantes de la comunidad mapuche luego de que estos “los atacaran”, por lo que la muerte de Mendoza Collío fue “un acto de defensa propia”.

Sin embargo, el accionar represivo de la policía chilena, del propio Estado chileno, ha sido una constante desde que el pueblo mapuche del Wallmapu (del lado occidental de la Cordillera de los Andes) inició el proceso de recuperación de sus tierras usurpadas por empresarios y funcionarios de ese país. Proceso que comenzó con intentos de diálogo por parte del pueblo originario, sistemáticamente rechazados por el gobierno de Michel Bachelet.

En el día de ayer, los 80 comuneros mapuche intentaron recuperar sus tierras, ubicadas en el sector Colonia Manuel Rodríguez, a unos 10 kilómetros de Collipulli, provincia de Malleco, IX Región. De acuerdo a lo informado por Indymedia y otras cadenas informativas, de manera inmediata el empresario González Jarpa, quien “legalmente” posee dicho territorio, obtuvo la orden judicial para que la milicia chilena procediera con el violento desalojo. En la represión, el joven de 24 años recibió un disparo de bala 9 mm en el costado de su abdomen, provocándole la muerte, y cuando sus hermanos y compañeros quisieron recuperar el cuerpo de Mendoza Collío, la fuerza policial continuó con la represión hiriendo a otros ocho comuneros.

Medidas represivas como éstas, sólo se explican en el marco de la Ley Antiterrorista que el gobierno chileno comenzó a aplicar entre los años 2005 y 2006,  contra las acciones del pueblo mapuche en su intento por comenzar a recuperar sus territorios, sistemáticamente usurpados y expropiados por empresarios y latifundistas, en connivencia con el Estado de ese país.

Deja un comentario