Tienen razón

Otra Vista Social Clú, POPURRI
Comité de consenso
Comité de consenso

Cuando tienen razón, tienen razón. No hay con qué darles. Y nobleza obliga reconocerlo. Porque no es cuestión de criticar todo por el simple hecho de criticar nomás. Y es por esto que me llamó la atención que tanta gente, que en términos generales opina como uno respecto a temas sociales -seamos claros, respecto a la lucha de los obreras y obreros de Zanón-,  pusiera el grito en el cielo cuando el gran luchador sindical Sergio Rodríguez y el intelectual de ACIPAN Edgardo Phielip, dijeran que la expropiación de Zanón implicaría “convalidar la lucha de clases y los cortes de ruta”, así como “avanzar sobre la propiedad privada”.

Y la verdad es que, quienes así piensan, ¡tienen razón! La diferencia es que, contrariamente a suponer que esto es algo negativo, como ellos lo postulan, que esto suceda es algo totalmente positivo. En primer lugar, porque lejos de descubrir la pólvora, los pensadores de la talla de Rodríguez parecen haber escuchado hablar de un tal Carlos Marx, o quizá leyeron al pasar el comienzo del Manifiesto Comunista -no en vano es el segundo libro más leído del mundo, luego de la Biblia- cuando Marx y Engels sentencian: La historia de la humanidad es la historia de la lucha de clases. ¡Y esto quiere decir que leen!. Punto para ellos.

Por otro lado, lo que estos analistas sostienen -me refiero a Rodriguez, Phielip y sus congéneres, no a Marx y Engels- respecto a la convalidación de los cortes de ruta y de la protesta social, no es ni más ni menos que otra gran verdad. Y que bueno que así sea. Qué mejor que dejar asentado a través de una norma legislativa que la protesta social es un método legítimo de expresión ciudadana y de participación democrática, y motivar así a que aquellos sectores sociales más desposeídos y/o abandonados por el Estado se movilicen, protesten y reclamen por sus derechos. Tal como los trabajadores y trabajadoras de Fasinpat nos han enseñado en todos estos años, provocándole tanto miedo a los recalcitrantes defensores de la propiedad privada, la represión y la mansedad social como los señores Rodriguez y Phielip. (P.S.)

Deja un comentario