Los partidos pagarán multas de entre 70 y 14 mil pesos por ensuciar

Política

El monumento  a Walsh, plataforma del PTS
El monumento a Walsh, plataforma del PTS

Los que representan al Ejecutivo municipal, son los que más violaron las normas de propaganda política. Los de izquierda no aparecen. Pero pegan.

La municipalidad le puso multas los partidos políticos de entre 70 y 14.000 pesos por pegar afiches en lugares no permitidos o fuera del período permitido para la acción proselitista. Entre los sancionados, figuran los principales partidos del oficialismo municipal: Juntos por la Ciudad, Libres del Sur, la UCR el PJ, el Frente para la Victoria y la Unión de los Neuquinos (42). Ellos se llevaron 215 de las 231 multas labradas. El 93 por ciento del total.

De este modo, resultan que quienes más violaron la ordenanza municipal 10009 (el Código de Planeamiento Urbano del Plan Urbano Ambiental) son las propias autoridades del Ejecutivo. Una paradoja que ya fue tratada en este medio (ver Prohibido fijar carteles).

La información fue suministrada por la dirección de Comercio, Industria y Calidad Alimentaria de la comuna local. Allí se da cuenta de que se realizaron las 231 infracciones a partidos políticos “por efectuar propaganda en lugares prohibidos”. Y que las multas se labraron entre finales de febrero y el 6 de agosto. Es decir que comprende las campañas para diputados y diputadas nacionales del 28 de junio pasado, y las de concejales y concejalas que se harán el próximo 23 de agosto.

El ranking de contravenciones es el siguiente:

  • Libres del Sur               60
  • MPN                            43
  • UNE                            42
  • Juntos por la Ciudad      36
  • Frente por la Victoria     19
  • UCR                            15
  • MUN                            12
  • PJ                               2
  • Socialismo                   2

A pesar de que ellos también realizaron pegatinas en lugares prohibidos, los partidos de izquierda no fueron sancionados. O al menos no consta en el informe de la Dirección de Comercio.

Qué dice la ordenanza

La ordenanza 10009 prohíbe expresamente “la utilización de cualquier método destinado a la realización de publicidad político partidaria tales como: fijación, pintado, inscripción, utilización de aerosoles, pinturas, etc.- sobre monumentos, edificios públicos, refugios en paradas de colectivos, columnas de señalización de paradas de colectivos, bancos, cestos de plazas, solados de acera, calles, cordones de veredas, columnas de alumbrado público de telefonía y otros, carteles indicadores de calles, árboles, fuentes, cabinas telefónicas, y todo otro elemento de equipamiento urbano”. Como se ve, éstas son las fuentes principales de las campañas políticas.

En el capítulo dedicado a la propaganda política en la vía pública, establece que ésta “deberá canalizarse a través de los carteles, pantallas tras lumínicas, bastidores y todo otro emplazamiento ubicado en la vía pública con finalidad de publicidad, y que pertenezcan al dominio público municipal”.

Los únicos afiches permitidos son los que se pegan sobre bastidores y carteleras que están ubicados en cercos de lotes baldíos; pancartas fijas o móviles, o carteles en lugares privados.

La norma también fija plazos: dice que la propaganda política “se deberá realizar durante el plazo que no podrá exceder los sesenta días corridos anteriores al evento político de que se trate”. En el caso tanto de las elecciones para concejales como de las diputados nacionales, algunos partidos comenzaron mucho tiempo antes, por lo que también fueron sancionados.

Lo que falta determinar es si los partidos respetarán el plazo de 30 días que fija la ordenanza para remover el material de propaganda.

Las sanciones son las previstas en el artículo 187 de el Código Municipal de Faltas (Ordenanza 8033/97). De este modo “el que dañare, fijare afiches o carteles en monumentos, bustos, placas, mástiles o elementos afines ubicados en paseos, plazas, parques, ramblas, veredas y demás lugares públicos, será sancionado con multa de 10 a 2000 módulos. Como cada módulo tiene –actualmente- un costo de 7 pesos, las multas van de los 70 a los 14 mil pesos.

Las penas –dice el artículo 6 de la misma norma- “se graduarán según la naturaleza de la falta, la entidad objetiva del hecho, los antecedentes y peligrosidad revelada por el infractor, la capacidad económica de éste, el riesgo corrido por las personas o los bienes y toda circunstancia que contribuya a asegurar la equidad de la decisión”.

De modo que la decisión del tribunal de Faltas no será sencilla.

Deja un comentario