ISSN: El gobierno no paga ni se pone al día

Política

En ruinas (imagen de Tribuna Docente)
En ruinas (imagen de Tribuna Docente)

El gobierno dice que no tiene plata para pagar su deuda con Instituto. Tampoco para ponerse al día. La deuda crece a razón de 28 millones por mes.

El Instituto de Seguridad Social de Neuquén decidió no intimar al gobierno provincial ni a los comunales para que regularicen la deuda de más de 120 millones de pesos con la obra social. Pero la situación podría agravarse, porque tampoco hay perspectivas de que se normalicen los pagos por aportes patronales.

En la reunión del viernes del Consejo de Administración del Instituto, el administrador del organismo, Marcelo Berenguer, expuso las gestiones que viene realizado para normalizar estos pagos, sin resultados hasta el momento.

“La respuesta que nos dieron es que el gobierno no tiene plata para pagar la deuda. Pero lo grave es que tampoco nos dieron garantías de que esos pagos por aportes patronales se vayan a normalizara”, explicó Fabián Quesada, uno de los cuatro representantes de los trabajadores en el Consejo de Administración.

“Nosotros insistimos con nuestra idea de ejecutar esa deuda para no afectar las prestaciones”, explicó Quesada. Sin embargo, la mayoría que conforman el administrador y los cuatro vocales nombrados por el Ejecutivo, se negó.

El gobierno de Neuquén, varias municipalidades y otros organismos del Estado, mantienen una duedua de 125.526.031 pesos con el Instituto de Seguridad Social. A esto se suman otros 100 millones que debe la administración central por la cobertura de los afiliados beneficiarios de la Ley 809, es decir de pensiones graciables otorgadas por el Ejecutivo.

“Tememos que se genere otra deuda histórica como la que tuvimos en los 80, cuando el Ejecutivo amasó una deuda por aportes patronales de más de 300 millones. Ahora estamos en los 225 millones, y no queremos que la deuda se torne incobrable, por lo que insistimos en la ejecución a los organismos deudores”, aseguró Quesada.

Dijo además que estas nuevas obligaciones comenzaron a generarse en noviembre del año pasado a un ritmo de 28 millones de pesos por mes. Es decir que cada nuevo mes de atraso en el pago de los aportes por parte del Ejecutivo, suma un monto similar a la deuda.

“Existen muchas cosas que el Instituto podría hacer con el dinero. Por ejemplo ponerse al día con la deuda que tenemos con los prestadores, o construir delegaciones en varias localidades de la provincia que no tienen”, explicó el representante gremial.

Aumento salarial y compensación por vocación

Una de las definiciones que se tomaron en la reunión del viernes pasado, fue convalidar el aumento salarial acordado por el administrador del ISSN y los trabajadores en el marco de la subsecretaría de Trabajo provincial. El incremento es remunerativo y no bonificable y va desde los 275 pesos para las categorías más bajas hasta los 385 en las más altas. En todos los casos, será retroactivo al 1 de julio.

Este incremento –que no cubrió las expectativas de la parte gremial- se suma al otorgamiento de una suma fija de 300 pesos (ni remunerativa ni bonificable) para los y las trabajadores del ISSN como compensación por “el alto compromiso por parte del personal en la atención y tratamiento de nuestros afiliados, afectados o no por la pandemia de gripe A”. Los considerandos de la resolución dice además que “este compromiso de vocación y de servicio, no puede ni debe pasar desatendida por las autoridades” del Instituto. Una medida que contrasta con el pago fraccionado del aguinaldo a todos los trabajadores del sistema de salud.

Deja un comentario