Denuncias a la U11 por la alimentación peligrosa a los presos

Política

U11
U11

La asociación Zainuco denunció las pésimas condiciones alimentarias a que son sometidos los presos de la Unidad de Detención 11 de Neuquén.

En la presentación, la asociación Zainuco que vela por los derechos de las personas privadas de su libertad, denunció que “hemos podido corroborar que la alimentación se sirve en mal estado de conservación y cocción, en escasa cantidad, sin valor nutricional y en algunos casos adulterada con sustancias y/o elementos no aptos para el consumo humano como viruta de hierro y otras sustancias químicas”.

Por otra parte –dice- “no existe ningún tipo de control en relación a la variedad y calidad de la alimentación proporcionada a la población carcelaria, lo que redunda en una marco propicio para la realización de este tipo de irregularidades”.

El abogado de la organización, Federico Egea,  aseguró que estas condiciones de alimentación “producen una notable desmejoría en la salud de los internos”. Según la denuncia presentada a la justicia “a consecuencia de la mala alimentación recibida, los internos se encuentran en estado de anemia y debilidad permanente, estando en la mayoría de los casos inmuno deprimidos y en estado de baja nutrición o desnutrición”.

“Con nuestro recurso de amparo buscamos que cese esta situación  de mala alimentación y que se reprima a los responsables”, dijo Egea.

Un amparo individual

Por otra parte, Zainuco presentó otro recurso de amparo, pero en este caso individual, denunciando la situación de un interno que es –además- uno de los testigos en el juicio que debería inciarse en los próximos días contra un grupo de policías acusados de torturadores en la misma Unidad 11.

Se trata de Cristian Ibazeta, quienes según Zainuco “se ha constatado el alarmante descenso de peso, la pérdida de piezas dentales producto de las golpizas policiales, cicatrices de todo tipo por igual motivo, la falta de asistencia médica, etc. Al sólo efecto ilustrativo, el detenido tras una violenta agresión física sufrida en la ciudad de Zapala por el personal policial que allí se desempeña, quedó con una severa secuela en su ojo izquierdo, reduciéndose su visión. Nunca recibió tratamiento médico”.

Por otra parte, la asociación explica que se trata de una tortura sistemática, puesto que Ibazeta radicó ya siete denuncias todas ellas por apremios ilegales.

“Pese a todas las denuncias que existen, no se hizo anda para detener esta situación, e Ibazeta está en situación grave. Por eso impusimos este hábeas corpus individual” dijo Egea..

“La atención médica no existe. El médico constata lesiones si son evidentes. Si no, nada.. Pero no diagnostica, ni da medicamentos. Pero tampoco lo denuncia. El tiene que hacer una denuncia penal” aseguró el abogado.

Además, dijo que esta situación es conocida por el ministro de Seguridad César Pérez, el gobernador Jorge Sapag y la policía.

Ibazeta es uno de los testigos en el juicio que –según Egea- podría comenzar en septiembre próximo, contra 11 policías acusados de torturas en la U11.

Más información

HÁBEAS CORPUS IBAZETA

HÁBEAS CORPUS alimentación

Deja un comentario