Entre la anécdota y lo importante

Siete días de política

7dias

Sapag confirmó los cambios de gabinete. Y que quiere aumentar el barril de petróleo, que impactará en los surtidores. Pino Solanas lo acusó de defender los intereses de las petroleras.

Por Marcelo Pascuccio


El miércoles por la tarde se filtró la idea del gobernador de Neuquén de reformar la ley de ministerios para crear la figura del jefe de gabinete que él mismo había borrado cuando llegó al gobierno. La información surgió por este medio y con los nombres de algunos posibles cambios y nombramientos. La noticia alarmó a funcionarios y operadores políticos del partido que hicieron sonar todos los teléfonos de la casa de Roca y Rioja.

Algunos fueron el jueves a primera hora a buscar la información oficial. Al mediodía Jorge Sapag convocó a la prensa local para presentar el colectivo que compraron para la banda musical de la policía, pero en realidad los motivos eran otros.

El gobernador reconoció que trabaja en la figura del jefe de gabinete o coordinador para, ante la crisis, hacer un seguimiento de las obligaciones y de las responsabilidades y así coordinar más acciones.

Sobre el nombre del actual secretario de Recursos Naturales de Neuquén, Guillermo Coco, como el de la persona que ocupe el nuevo puesto dijo: “Sólo es una versión periodística. (Coco) tiene demasiado trabajo ya en Recursos Naturales como para estar coordinando un gabinete”.

Resulta que –ya despierta la pulseada por tan importante lugar– fue necesario calmar las aguas. Si bien Coco es un viejo amigo de Sapag, de suma confianza y ex socio empresario, algunos creen que el lugar lo merece el ministro Jorge Tobares. El ministro de Gobierno, Educación y Cultura, transformado en un ataja penales de la gestión, tendría así el poder que dice necesitar para continuar en el gabinete.

Más allá de que no es sano para el gobierno que queden al desnudo las internas que pujan por espacios de poder dentro del gabinete, lo que comentan algunos funcionarios en casa de gobierno es que molestó más que se filtre la información que cualquier otra cosa.

Algo que quedó claro cuando al comienzo del encuentro con los periodistas Sapag dijo: “Si alguien del gobierno está hablando dígame quién es. Ya sé: no se revelan las fuentes” comentó entre sonrisas. Ya había expresado malestar por las filtraciones de gobierno en su arenga a sus funcionarios en el espacio Duam el pasado jueves 11 de junio y que también se difundió por este medio. Sapag dijo entonces: “La gran tentación de algunos de los que están acá, es salir de la reunión y llamar a los periodistas, por lo que pido discreción”.

Lo que lo enoja, como a cualquier gobernante y político del mundo, es no poder confiar plenamente en su entorno. Quizá deba ser el precio que deba pagar por dejar espacios de gobierno al sobischismo. Un sector del Movimiento Popular Neuquino (MPN) que, aunque derrotado, busca desesperado espacios de poder que lo sostenga.

El impacto en el surtidor

El otro tema que planteó a la prensa el mandatario neuquino fue su intención de aumentar el precio del barril del petróleo para el mercado interno, algo que siempre pretendió su antecesor Jorge Sobisch para sus aliadas estratégicas, las petroleras.

En este caso Sapag cree posible ese incremento, sobre todo luego de haber logrado, con empresas y gremios, el aumento del precio del gas en boca de pozo. En este caso otra vez a la espera del efecto derrame. Si las petroleras ganan más, la provincia recibirá más en concepto de regalías y así las empresas podrán también cumplir con las inversiones que habían comprometido cuando se les renovaron los contratos petroleros.

El gobernador no niega que este aumento tendría un efecto directo en el precio en el surtidor, de hecho lo reconoció: “Creemos que tiene que haber un precio adecuado que se va a tener que reflejar obviamente en el surtidor. No hay que congelar las tarifas porque estos productos tienen un valor en el mercado y son recursos no renovables” confesó.

Fernando “Pino” Solanas calificó la idea del neuquino de “disparate” y agregó: “Esto es un escándalo, tenemos que subsidiar a las petroleras porque no hicieron las inversiones que tenían que hacer. Es un cara rota, ¿cuánto fue el dinero que hubo bajo la mesa? Está defendiendo el interés de las petroleras, en lugar de los bolsillos argentinos”.

El líder de Proyecto Sur, dijo al programa La Palangana que “el barril de petróleo cuesta 6 dólares en Argentina y lo venden a 42. Eso se resuelve con al cancelación de los concesiones que no cumplieron con las obligaciones que tenían, como se hacen en todo el mundo”.

El gobernador Jorge Sapag viajará el martes a Buenos Aires, para asistir al acto en Casa Rosada donde con sus pares que integran la Organización Federal de los Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi), adherirán al acuerdo firmado entre Neuquén, el gobierno nacional y las empresas y gremios del petróleo, por la suba del gas en boca de pozo. Allí pretende reclamar el aumento del precio del barril y las retenciones a las exportaciones. Si la presidenta Cristina Fernández cede será un verdadero escándalo, pronosticó Solanas.

One thought on “Entre la anécdota y lo importante

  • No es el sobichismo que filtra información, no te equivoques. Si es por echarle la culpa de todo lo malo que le pasa al gobierno, esta bien. Pero no es así. La filtran los propios funcionarios sapagistas como Tobares que le da letra a ustedes. En su interna feroz dentro del gabinete.

Deja un comentario