Hoy la actividad en el norte neuquino es sólo de subsistencia, admite Bertoya

Política, SECCIONES

Leandro Bertoya, Ministro de Desarrollo Territorial
Leandro Bertoya, Ministro de Desarrollo Territorial

Los crianceros de Chos Malal se sienten olvidados. Reclaman que no son tenidos en cuenta por las políticas de apoyo del gobierno provincial. El ministro de Desarrollo Territorial de Neuquén, Leandro Bertoya, reconoce la delicada situación del sector, cuya economía se basa casi exclusivamente en la cría de ganado, una labor primitiva y poco rentable. Asegura que actualmente ya hay distintos proyectos en marcha orientados hacia una mejora en las condiciones de trabajo y la modernización de la actividad, para que supere su condición precaria actual, y pase a ser enteramente auto sustentable.


Explica que entre los planes actuales figura la remodelación y ampliación del Matadero de la localidad, como parte de un proyecto más amplio que también tiene incluye a Zapala y Junín de los Andes. Así, la provincia pasaría a contar con tres mataderos de tránsito Federal.

En las nuevas instalaciones será posible procesar la totalidad del animal, inclusive los excedentes de la faena como la sangre y las vísceras. “Va a haber un fuerte acompañamiento del estado –promete- para que ese negocio, que hoy solo es de subsistencia, pueda ser sustentable”.

Este procesado local del animal no solo generará fuentes de trabajos, sino que permitirá agregarle al precio actual valor de origen que iría al bolsillo del productor, explicó, a la vez que destacó el alto potencial turístico de la trashumancia como otro de los ejes eje centrales  a explotar. También consideró de vital importancia para este proceso de crecimiento, la Denominación de Origen que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner le otorgó al chivito neuquino cuando estuvo en Chos Malal. “Va a darle un fuerte impulso a la actividad”, señaló.

“Nosotros somos la segunda provincia caprina después Santiago del Estero –puntualizó Bertoya-. En las colonizaciones instalaron la oveja y el caprino, que no sonde nuestro medio y que generan una gran degradación el suelo, sobre todo cuando hay sobre pastoreo por el exceso de carga. Es un abordaje difícil porque es complicado cambiar la apertura cultural del productor, que ya está acostumbrado a un modo de vida, y proteger el medio ambiente”.

Las obras también prevén la construcción de una planta de clasificación de hilado y manufactura de prendas Kashmir -el preciado pelaje de los chivos del norte neuquino-, y otra destinada al procesamiento del cuero del animal.

La zona también se verá beneficiada por la ampliación del tendido eléctrico que llevará energía  a amplios sectores del interior que hoy carecen del servicio. Son 1200 kilómetros que se financiarán con fondos del Prosap –Programa de servicios agrícolas provinciales-.

“Si el sector no tiene aunque sea una actividad que sea económicamente sustentable, estamos subsidiándolo con al renta petrolífera y cuando se acabe, el sector no va a poder sostenerse. Lo que intentamos hacer es generar la infraestructura necesaria para darle al productor las herramientas necesarias para que su actividad sea económicamente rentable y no afecte el medio ambiente”, concluyó.

Artículos Relacionados:

Bertota minimizó críticas y defiende la política de su ministerio

One thought on “Hoy la actividad en el norte neuquino es sólo de subsistencia, admite Bertoya

  • Bertoya, enterate que tus subsidios sólo benefician a los productores “grandes” y que el campesino no sólo sobrevive, sino que “vive” de su producción y eso es mucho más que ser un parásito del estado o un ñoqui en algún municipio pequeño de la zona.

    Y en vez de impulsar la denominación de orígen y cashemire (proyectos del INTA) que NO APOYA A LAS ORGANIZACIONES CAMPESINAS DE BASE; porque no le preguntan a los campesinos cuál es el apoyo que requieren de uds…

Deja un comentario