La gripe A en los barrios de Neuquén

Cotidianas, SECCIONES

090719gripeabarrios

El personal del centro de salud de Parque Industrial recibió, entre cincuenta y sesenta consultas diarias, de personas con patologías respiratorias. Además de atender en colonia rural Nueva Esperanza, dónde las y los trabajadores ya usaban alcohol en gel, porque uno de los consultorios no tiene lavatorio.

“Ha sido un trabajo muy arduo, las primeras semanas en que se nos juntaba gente, las psicólogas, las asistentes sociales, los enfermeros, hacíamos mucha educación en el pasillo; se juntaba un grupito y hablamos sobre las medidas preventivas”.

Así relató la jefa del centro de salud de Parque Industrial, Nancy Soto, de qué manera la aparición del nuevo virus modificó los hábitos asistenciales.

La médica contó que al mediodía se cerraba la salita para ventilar los ambientes, y hacer una limpieza exhaustiva.
La médica Soto contó que al mediodía se cerraba la salita para ventilar los ambientes, y hacer una limpieza exhaustiva.

En la salita solo se atienden a las personas que presentan patologías respiratorias. Incluso durante las semanas de mayor concurrencia se acondicionaron dos consultorios: uno para casos leves y otro para graves. A diferencia de años anteriores hubo un gran número de neumonías, especialmente en jóvenes.

Los controles a niños, niñas, y embarazadas se realizan en un salón cedido por la comisión vecinal. “Teníamos que separarlos de alguna manera, para no dejar de hacer estas actividades que son prioritarias”, explicó Soto. Contó que también se ha comenzado a citar telefónicamente a los pacientes crónicos, “para que no se aglomeren” sacando turnos.

El área de influencia del centro ronda las cinco mil personas.
El área de influencia del centro ronda las cinco mil personas.

Hace una semana y media que las consultas disminuyeron, pero el escenario es muy dinámico y aun permanecen en estado de alerta.

Los insumos se entregaron con normalidad, a excepción de los barbijos. Fueron recibidos seis de alta eficiencia para el personal médico y de enfermería. “Tratamos de guardarlos un poquito y usarlos si tenemos el caso de una persona, que está más comprometida que otra; vamos al domicilio, y nos ponemos el de alta eficiencia, sino está indicado el doble barbijo tableteado”, reveló la médica.

La meseta

Los martes y viernes por la mañana son los días de atención en el comedor.
Los martes y viernes por la mañana son los días de atención en el comedor.

A catorce kilómetros aproximadamente de Parque Industrial se encuentra la colonia rural Nueva Esperanza.

Dos veces por semana, martes y viernes, durante la mañana, una médica, una trabajadora social y una enfermera del centro de salud se trasladan hasta el comedor comunitario para atender a la población. Cuentan con la colaboración de un agente sanitario.

(Realmente funciona en el comedor. El consultorio de abajo, sin llave y con una heladera dentro, se ubica frente a las mesas en las que se come el almuerzo o se espera para ser retirado. Al consultorio de arriba se llega por una escalera que suben embarazadas, padres y madres con sus hijos e hijas en brazos, por temor a que se caigan. Sin lavatorio y con un nido en el techo se practican los controles. Hasta allí llega el olor del mediodía).

Hay un nido en el techo del consultorio de arriba.
Hay un nido en el techo del consultorio de arriba.
En el consultorio de abajo hay una heladera, utilizada por quiénes están a cargo del almuerzo, con lo cual el examen carece de privacidad.
En el consultorio de abajo hay una heladera, utilizada por quiénes están a cargo del almuerzo, con lo cual el examen carece de privacidad.

En este contexto de emergencias, se reciben “pacientes respiratorios”. Soto aseguró que desde antes de la aparición de la gripe A se usaba alcohol en gel, “porque no tenemos con qué lavarnos las manos”. Y agregó que “los factores ambientales son importantes a la hora del contagio”. Las viviendas en la meseta son precarias, carecen del servicio de agua potable, y la calefacción es a base de leña, orujo y garrafas.

Desde hace más de siete años que la comunidad reclama la construcción de un centro de salud. En 2007, las organizaciones sociales de la zona elaboraron un informe socio-sanitario que revela la necesidad de este espacio. La comisión vecinal, la Asociación de Fomento Rural “Productores Unidos”, el Centro de Formación Profesional Nº3,

La médica y la trabajadora social, que junto a una enfermera y un agente sanitario, asisten a la población.
La médica y la trabajadora social, que junto a una enfermera y un agente sanitario, asisten a la población.

Fundación Hueche y el centro de salud de Parque Industrial encabezaron el pedido.

Actualmente, se ha solicitado a las autoridades de salud que envíen el tráiler que por más de diez años se utilizó en el sector Almafuerte.

One thought on “La gripe A en los barrios de Neuquén

Deja un comentario