Tobares de licencia. Y ahora: ¿con quién hablamos?

POPURRI

tobaresEl ministro Tobares se fue de licencia. “Siete o diez días”, dicen. La provincia está hecha un hervidero, con gripe, paro petrolero y estatales movilizados. Sin él, no hay interlocutores. ¿Volverá?

Por les (8300)

Algún día tenía que suceder: el ministro de Gobierno, Jorge Tobares se fue de licencia. Y con su partida, el gobierno de Jorge Sapag se quedó sin interlocutores válidos en el Poder Ejecutivo con la sociedad organizada. El momento elegido tampoco es el mejor: la gripe A no detiene su furia. Tampoco los estatales, que mañana salen otra vez a la calle en contra del pago escalonado de aguinaldos a activos y pasivos. Y los petroleros congelaron el suministro del oro negro, que afectará el suministro de combustibles, transporte y todo lo que funcione a nafta o gasoil.

Durante estos dos años y medio de gestión, Tobares se transformó en el único funcionario con capacidad de diálogo, pero no de maniobra. Es -en todo caso- la encarnación de esa promesa pre electoral del sapagismo, de hablar con todos y con todas, antes de que la sangre de los conflictos llegue al río.

El resto del gabinete, ha guardado un perfil demasiado bajo. Y un silencio bastante parecido a la incapacidad. Ni siquiera los que tenían que hablar (como el ex ministro Jonsson) lo hicieron.

Los cambios

Por esos días, los rumores de cambios en el gabinete de Sapag arrecian. Van desde los que dicen que el ministro de Seguridad y Bienestar Social (una función bastante contradictoria, por cierto), César Pérez se quedará sólo con Bienestar, pasando por los que dicen que no hay recambio para Seguridad, hasta los que auguran la retirada de Tobares.

Los movimientos dentro de ese ministerio -que hace poco incorporó a la subsecretaría de Derechos Humanos que era incompatible dentro del área de Seguridad- generan sospechas. Gente que se va, que cambia de cartera. Una diáspora importante en la subsecretaría de Gobierno de Horacio “Guato” González y las secretarias que fueron reubicadas o se marcharon.

¿Presagia algo tanto movimiento? Puede ser. En la edición de marzo de (8300) Plan B, nos preguntábamos hasta cuándo soportará Tobares seguir siendo el bombero de todos los incendios que estallan en la provincia, que va al frente sin manguera (plata) ni casco (poder de decisión).

Hoy, sus secretarias anuncian que el ministro se tomará “entre siete y diez días” de licencia. Y les Ocho mil, que somos tan mal pensados como siempre, nos preguntamos: ¿volverá?


Deja un comentario