Colas frías

Cotidianas
gente haciendo cola
gente haciendo cola

A las 8.17 de la mañana, el termómetro marcaba -3.5 grados en el Alto Valle. A esa misma hora, las colas en los bancos, en el Instituto de Seguridad Social de Neuquén y en otras oficinas de atención al público, eran interminables.

Las medidas adoptadas para prevenir el contagio de la gripe A podrían resultar contradictorias. Es que las horas que muchos y muchas deben soportar al aire libre esperando ser atendidos, puede provocar algún resfrío, gripe u otras afecciones respiratorias que harían ingresar a la gente en el temible “grupo de riesgo” para la gripe A.

La situación más paradójica se da en el Instituto de Seguridad Social de Neuquén, adonde va la gente porque está enferma o tiene un familiar enfermo. Y la exposición a esas bajas temperaturas, podrían ocasionar cuadros mas complejos.

Si se tiene en cuenta que la Gripe H1N1 no durará sólo este año sino que convivirá con la población durante mucho tiempo más, sería bueno analizar otras medidas de prevención y otras estrategias de atención al público menos perjudiciales para la salud. Sobre todo teniendo en cuenta que la enfermedad arrecia cuando más frío hace.

Deja un comentario