Comenzó mediación costarricense en conflicto de Honduras

El mundo

Hubo reuniones del presidente de Costa Rica con el destituido Zelaya y el golpista Micheletti por separado. El proceso puede durar varios días. El informe de Radio Progreso de Cuba

Oscar Arias” src=”http://www.8300.com.ar/wp-content/uploads/2009/07/arias-150×150.jpg” alt=”Mediador Oscar Arias” width=”150″ height=”150″ />

El presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, agradeció la mediación del mandatario costarricense Oscar Arias, tras sostener este jueves una reunión en la residencia del mandatario, ubicada en el sector oeste de San José.

Zelaya estuvo reunido por espacio de más de una hora con el también Premio Nobel de la Paz, para discutir la agenda y metodología que debe conducir a un encuentro con el presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti.

Micheletti preside el gobierno de facto, tras ser designado en forma interina por el Congreso de su país, luego del golpe de Estado asestado por las Fuerzas Armadas contra Manuel Zelaya el 28 de junio.

Apenas concluida la reunión de Arias y Zelaya, Micheletti abandonó la base dos, en el aeropuerto internacional Juan Santamaría, y se aprestaba a ser recibido también por el mandatario costarricense.

Según fuentes oficiales, el Premio Nobel de la Paz decidió entablar contactos por separado primero con Zelaya y después con Micheletti, para luego hacer una cita tripatita.

El mandatario hondureño de facto llegó este jueves a Costa Rica y expresó confianza en que la mediación del presidente costarricense Oscar Arias llevará a la solución de la crisis generada por el derrocamiento del gobernante Manuel Zelaya.

En tanto, a su llegada a San José, Manuel Zelaya, presidente constitucional de Honduras, exigió su “restitución inmediata” en la presidencia hondureña, reclamo avalado por la comunidad internacional en su conjunto tras haber sido destituido del gobierno y expulsado del país el 28 de junio.

Zelaya aseguró que no cederá un centímetro en su intento por volver al poder del que fue derrocado el 28 de junio, mientras que Micheletti ha insistido en que el diálogo no significa que se vaya a permitir el regreso al poder de Zelaya.

Por su parte, Oscar Arias, presidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz en 1987, pidió paciencia y dijo que este tipo de negociaciones toman tiempo para que las contrapartes tomen confianza.

Antes de la llegada de Zelaya, en su vivienda el mandatario costarricense se encontraba acompañado de su hermano y ministro de Presidencia, Rodrigo Arias, la ministra de Comunicaciones Mayi Antillón y el delegado de la OEA en Uruguay, el chileno John Biel, de quien Insulza dijo que era su representante.

En Washington, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, protagonista importante en la crisis política hondureña, dijo que todas las opciones están abiertas”, incluyendo la posibilidad de un acuerdo para convocar elecciones presidenciales adelantadas.

Insulza aseguró que entre el jueves y viernes podría haber noticias, agregó, además, que la noticia podría ser que “no hubo ninguna posibilidad de acuerdo, o que hubo acuerdo o que van a juntarse de nuevo. Pero, no creo que quieran pasar cuatro o cinco días hablando”.

Por otro lado, desde México su supo que el gobierno de Felipe Calderón manifestó su respaldo a la gestión mediadora del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, para resolver la crisis provocada por el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya en Honduras.

La Cancillería mexicana indicó en un comunicado que espera que la intervención de Arias permita “una pronta y satisfactoria solución a la situación” imperante en Honduras y reiteró su llamado al “restablecimiento del orden constitucional y del estado de derecho” en ese país.

Mientras, en Tegucigalpa, la emisora Radio Globo y organizaciones populares denunciaron la presencia en Honduras del golpista venezolano Roberto Carmona, señalado como asesor del régimen de facto encabezado por Micheletti.

El periodista Luis Galdames, quien conduce el programa Detrás de la noticia de esa radioemisora, precisó que Carmona se aloja en el hotel capitalino Plaza Libertador, en el centro de la ciudad, con la falsa identidad de Armando Valladares.

Carmona fue visto al entrar en la sede del Ministerio Público, a las 09:10 hora local, y más de dos horas después, se dirigió a la Casa Presidencial, precisó Galdames.

El periodista añadió que Carmona tiene vínculos con oscuros personajes de la extrema derecha norteamericana como los ex embajadores Otto Reich y John Dimitri Negroponte, y que huyó de Venezuela para exiliarse en Miami tras el fracasado golpe contra el presidente Hugo Chávez, en abril de 2002.

Micheletti fue juramentado por el congreso tras el golpe, hecho que ha recibido una unánime condena internacional. Honduras fue suspendida por la OEA, y enfrenta un aislamiento internacional por la asonada militar, que fue avalada por la Corte Suprema y el Congreso.

Desde el día del golpe han ocurrido protestas populares contra el golpe de estado en Honduras en las que resultó muerto por disparos de francotiradores policiales al menos una persona.

Organizaciones de derechos humanos aseguraron que el ejército hondureño se excedió en el uso de la fuerza para reprimir la manifestación del domingo pasado cuando simpatizantes de Zelaya esperaban que el avión de este aterrizara en el aeropuerto de Tegucigalpa.

Deja un comentario