Honduras bajo el cristal de la CNN

El mundo, POPURRI

CNN logoLa cadena de noticias que ven mil millones de personas en el mundo, cambió el título de “golpe de Estado” a “sucesión forzada del poder” en Honduras. La red impone su visión del mundo, ahora bajo el imperio de la era Obama.

Se trata del canal de noticias más importante de los Estados Unidos y –como tal- del mundo. CNN son las siglas de Cable News Network, o sea red o cadena de noticias por cable. Esta señal fue creada en los 80 por Ted Turner, y saltó a la fama por proponer 24 horas de noticias los siete días de la semana. Llega a más de 200 países y se calcula que más de mil millones de personas en el mundo ven la señal en sus idiomas.

Con esta fórmula, Turner impuso la idea de que en el mundo pasan cosas todo el tiempo que deben ser contadas. E incorporó la premisa de que los hechos narrados eran “la verdad” de lo que pasaba. Una especie de “ventana” al mundo, a través de la cual podía verse todo lo ocurrido en tiempo real. “En vivo”, y en directo.

En los ´90 se produjo una de las fusiones más grandes del mundo empresario: el canal CNN se fusionó con la Time Warner, la señal de entretenimientos más grandes de EEUU. Es decir, la combinación de noticias y entretenimientos, como para dejar claro que los hechos narrados pueden ser una interesante y atractiva mercancía, cuyo valor crece cuanto más entretiene.

Pero el poder mayor de la CNN es sin dudas, el de contar los hechos con la visión norteamericana. El ejemplo paradigmático fue la cobertura de la Guerra del Golfo, calificada por muchos como un “video game” transmitido en vivo, en directo, con música de fondo y comentarios francamente estúpidos de un hecho que comenzó a perfilar el nuevo siglo por venir.

Salven a Obama

¿Qué se podía esperar de la CNN en la cobertura de hechos como el golpe militar de Honduras? Nada. O para ser más exacto, algo, teniendo en cuentos los esfuerzos del nuevo gobierno norteamericano de Barack Obama por cambiar la imagen de “la democracia más grande del mundo” entre la población planetaria.

Pero los hechos demostraron que no. Pasaron apenas horas desde que llamó al hecho “un golpe de Estado” hasta que lo convirtió en una sucesión forzada del poder.

El ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la información de Venezuela, fue el primero en advertir de qué modo la cadena internacional sacó del aire al presidente Obama durante una rueda de prensa en que fue consultado sobre lo sucedido en Honduras. “Tras el corte, inmediatamente (la CNN) hizo un pase a Buenos Aires, Argentina, donde la presidenta Cristina Fernández se refería a las comicios legislativos que se realizaron este domingo”.

Uno de los cuestionamientos más interesantes es el realizado por el periodista y catedrático peruano Juan Gargurevich, desde su blog personal. “¿Alguien creía que la CNN había cambiado?” se pregunta el docente de la Universidad San Marcos, en un post en el que cuestiona la cobertura “tergiversada, manipuladora e inclusive mentirosa de lo que había pasado y sucedía en el país centroamericano”.
También  asegura que quienes que la CNN “había cambiado el viejo estilo de forzar las noticias a favor de intereses determinados pueden ahora comprobar que estaban equivocados”.

Otra interesante visión es la que sostiene el diario El Nacional, de Honduras, en donde asegura que “el presidente de la Comisión de Ciencia, Tecnología y Comunicación Social de la Asamblea Nacional, diputado Manuel Villalba, aseguró este viernes, que esos medios durante todo el proceso han transmitido a través de sus pantallas noticias divorciadas de la verdad sobre lo que está ocurriendo en el hermano país”.

Es importante leer estos medios y estas críticas, para comenzar lo que Umberto  Eco denominó como “la guerrilla semiótica”, para desafiar “la verdad” de los grandes medios de comunicación del mundo.

One thought on “Honduras bajo el cristal de la CNN

Deja un comentario