Los Sapag regresan al gobierno: Atendida por sus propios dueños

ARCHIVO

Elecciones 2007. La familia Sapag vuelve al gobierno
Elecciones 2007. La familia Sapag vuelve al gobierno

La capacidad del Movimiento Popular Neuquino para reciclarse es sorprendente. Pero mucho más llamativa es la habilidad de la familia Sapag de mantenerse en el poder. El triunfo de Jorge Augusto marca el retorno de la familia al gobierno.  La que sigue, es una historia de poder, ambiciones y traiciones. Es la historia de la familia que construyó y manejó los destinos de la región durante casi un siglo.

Por Fabián Bergero

Habib Manzur Sabbagh fue el primero en llegar desde el Líbano a la Argentina, a principios del siglo pasado. En Buenos Aires lo anotaron como Habib Sapag, por esa rara costumbre de los jueces de paz de anotar a los inmigrantes como se les antojara. Vino en compañía de dos de sus hijos: Juan Habib e Isaías. Vinieron desde Mairuba, “un enclave cristiano-maronita de la zona del Líbano”, según pudo reconstruir la investigadora del Conicet y de la UNCo, Susana Bandieri, en un artículo titulado “Asuntos de familia… La construcción del poder en la patagonia: el caso de Neuquén”, en el que analiza las redes familiares que tejieron el poder en la región.
Ya en Buenos Aires, Habid –bisabuelo del electo gobernador Jorge Sapag- fue aconsejado por sus compatriotas de marchar hacia el sur y el frío, como predicó Alfonsín un siglo después. Neuquén era por entonces un territorio virgen, pero lo convencieron de que era el sitio ideal para construir un futuro. No era que los “paisanos” fueran grandes visionarios. Ocurre que en esta región de la Patagonia, no había tantos “turcos” ejerciendo el comercio. De modo que en este territorio despoblado no habría competencia entre ellos. Es más: uno de los pocos que andaba por estos lares era otro libanés: Antonio Roca Jalil, quien ayudó a los Sapag a iniciar su labor comercial.
Poco tiempo después –en 1913- llegó a la zona de Zapala otro de los hijos de Habid. Se trataba de Canaán (abuelo del electo gobernador), un joven albañil recién casado con Nazira Jalil. El matrimonio trajo a la zona a sus dos primeros hijos: Habib (que murió a los 5 años en Covunco) y Elías (el padre de Jorge Augusto cuyo nombre real fue Elies ibn Canaán Sabbagh), el eterno senador neuquino por el MPN que murió en 1994.
Según explica la licenciada Graciela Iuorno en su investigación “La historia política en Neuquén. Poder y familias libanesas”,  la actividad de la familia a su llegada a esta región fue “acompañar como “mercachifles” las obras de construcción de las vías férreas de Neuquén a la pre-cordillera”.
Fue Bandieri la que logró establecer que Canaán y su esposa, compraron en Zapala un lote frente a la estación del tren (un lugar privilegiado por esas épocas en el pueblo) en donde construyeron su vivienda y la tienda de ramos generales “Sapag e Hijos”. Como la cuestión económica iba bien encaminada, Canaán y Nazira se decidieron a traer más hijos al mundo. Así fue como llegaron Felipe (el cinco veces gobernador de Neuquén), Almaya (casada con Bartolomé Lafitte), Amado (casado con Esmeralda Gatti), José (falleció el 18 de diciembre de 1997, casado con Sarita Aostri) y Josefa, la esposa de Ricardo Estevez y madre de dos de los funcionarios de Sobisch.
¿Cuál era el negocio de los Sapag? Bandieri –quien analizó la naturaleza de estos emprendimientos familiares- sostiene que se dedicaban “a la venta de mercaderías variadas, incluida la representación de firmas nacionales y extranjeras, además del acopio de frutos, venta de maderas, consignación y venta de haciendas, todo ello como parte de una importante diversificación de actividades comerciales que les aseguraba una significativa acumulación de excedentes en el orden local, garantizada por una extensa red de relaciones mercantiles con los productores rurales del interior del territorio”.
Es decir que fueron tejiendo una red que les aseguró dinero, poder y relaciones. Por eso –señala Iuorno- a lo largo del siglo XX, “los libaneses se insertaron en el medio social adaptándose rápidamente en el área cordillerana, a través del comercio y la actividad ganadera”.

La división del poder
Los hijos varones de Canaán se instalaron, dos años antes de su fundación, en Cutral Co, pueblo ubicado en el medio del desierto, cerca de la explotación petrolífera de Plaza Huincul, explica Luis Felipe Sapag, hijo de Felipe y primo de Jorge Augusto en su sitio personal de Internet.
Elías y Felipe, los hermanos mayores, fundaron la empresa Sapag y Compañía, posteriormente Sapag Hnos SCC y Sapag Hnos SA. “Su primer comercio se denominó “La Casa del Obrero”, lo que mostró toda una definición de vida”, dice Luis en su homenaje familiar.
De la concentración del poder económico a la actividad política, hubo sólo un paso. Elías se convirtió en poco tiempo en presidente de la primera Comisión de Fomento de la comarca. Felipe era su secretario, en los ratos libres que le dejaba la carnicería.
En 1952 se realizaron las primeras elecciones en Cutral Co. “Felipe resultó concejal electo por el Partido Peronista y, habiendo renunciado quién figuraba al tope de la lista, se constituyó en el primer intendente electo del pueblo. Casi la misma historia sucedió en Zapala, donde Amado Sapag, si bien no el primero, también fue electo intendente” cuenta Luis Felipe.
Pero el golpe de 1955 le puso fin a los mandatos, y los cuatro hermanos Sapag (Felipe, Elías, Amado y José) empezaron a militar en la resistencia peronista.
Un año después de que se decretara la provincialización de Neuquén en 1957 y se dictara la primera Constitución, se realizaron las elecciones para gobernador. Como el Justicialismo estaba proscrito, los Sapag junto a un grupo de dirigentes justicialistas y gremialistas del petróleo y los ferrocarriles (todos peronistas), crearon el Movimiento Popular Neuquino el 4 de junio de 1961, con la idea de volver a las fuentes cuando se levantara la censura. La proscripción se levantó, pero el MPN siguió, en un hecho considerado por los justicialistas como “la traición histórica”.
En Julio de 1963 Felipe Sapag ganó las elecciones y asumió como gobernador provincial por el Movimiento Popular Neuquino.  En ese mismo comicio, Amado fue electo intendente de Zapala y Elías primer senador nacional por Neuquén.

El reparto del poder
La distribución de cargos no iba de la mano de tradición familiar. Según ésta, el mayor, el primogénito, el varón, debería ser el jefe, y el que ejerciera el cargo de mayor responsabilidad. Es decir que Elías debió haber sido –por “mandato natural”- el jefe del partido y el gobernador. Pero no había nacido en Argentina (condición que impone la Constitución para ser gobernador), y ahí se acabó la discusión.
La distribución del poder quedó entonces con Felipe a cargo de la gobernación, Amado en Zapala, José en Cutral Co y Elías como senador y jefe del partido.
Esa repartija de responsabilidades no siempre le cayó bien a Don Felipe. Y las peleas –como se verá- tuvieron consecuencias trascendentes para la política local.
Felipe –como se sabe- fue re electo gobernador de Neuquén en cinco oportunidades: en 1963; en 1970 como interventor del gobierno golpista que encabezó el General Juan Carlos Onganía y el 25 de mayo de 1973. Con el regreso a la democracia, fue electo el 30 de octubre de 1983, y el 10 de diciembre de 1995 –a los 78 años- inició su último período que terminó en 1999.
En forma paralela, Elías ocupó el cargo de senador durante todos los períodos en que el Senado estuvo abierto, hasta su muerte en 1994. Fueron 17 años de gestión, la más larga que haya transitado algún ciudadano argentino. Eso si: nunca fue elegido directamente por el voto popular, ya que la elección se hacía entonces en forma indirecta, a través de la legislatura provincial, eternamente manejada por el MPN.

Cada uno por su lado
Elías y Felipe eran diferentes. Tranquilo, con modales suaves, oído atento y expresiones medidas, el ex gobernador provincial se hizo dueño de un carisma especial que le valió el afecto de la gente. Pero por sobre todas las cosas, de los votos logrados a través del cada vez más perfecto aparato clientelar del MPN.
Elías, en cambio, era un turco ampuloso, desenfadado, pícaro para la política y con una cintura política que mereció la admiración de varios de sus camaradas del senado, que no son precisamente lentos para el negocio.
Estos estilos tan disímiles, terminaban chocando más de una vez. Y llegaron dramáticamente a la ruptura, durante el último régimen militar.
Nada hay escrito sobre el particular, pero la memoria de viejos ciudadanos neuquinos coincide en una anécdota ocurrida en 1977, cuando dos de los hijos de Felipe (Caíto primero y Enrique después) fueron asesinados por el régimen militar de Jorge Rafael Videla.
Entonces –recuerdan- se le escuchó decir al senador que Felipe debía haber criado mejor a sus hijos. La frase (que no pudo ser reconstruida textualmente) fue una lápida para la relación entre hermanos. Cuentan que Doña Chela, la esposa del ex gobernador- nunca se sobrepuso al exabrupto. Elías fue el único de la familia que no asistió a los velatorios de sus sobrinos, realizados tiempo después en Neuquén.

Boliche propio

Al principio, el alejamiento entre los jefes máximos del MPN no alteró la gestión de gobierno. Cada uno en los suyo, el equipo siguió funcionando aceitadamente. La habilidad de Elías permitió enormes ventajas para la provincia, pero también para la familia Sapag, que logró perpetuar su estructura de poder en los años.
Fue Don Elías el que le bajó el pulgar –el 15 de marzo de 1984- a la ley de reforma sindical de Alfonsín, conocida como “Ley Mucci”, y –un año después- en contra de la ratificación del tratado con Chile por el canal de Beagle. En ambas ocasiones, el viejo dirigente se alineó con los sectores más conservadores del justicialismo. Pero su voto también fue decisivo en otras grandes leyes aprobadas por la cámara alta.
Pero la calma familiar no duró mucho. Y como hicieron años atrás, los Sapag dividieron el negocio. Fue cuando Elías decidió romper las formas y dio su apoyo a Jorge Sobisch para la gobernación, luego de ganarle la interna nada menos que al delfín de Felipe: su hijo Luis Felipe. Sobisch fue representante de la llamada “renovación” del MPN, que se expresó a través del Movimiento de Acción Política (el Mapo).
La familia de Elías puso su estructura, sus recursos y su apellido a la fórmula, a través de Felipe “Pipe” Sapag como vicegobernador y de Jorge Augusto, como ministro de Gobierno, Educación y Justicia . Quedaron los “blancos” de un lado y los “amarillos” -también bautizados como “los dinosaurios”- de otro. Esa gestión duró desde 1991 a 1995.
El apoyo a Sobisch continuó luego de la muerte de Elías. Jorge Sapag acompañó el segundo mandato del imprentero como vicegobernador (1999-2003).
Pero ese fue el último período que soportó la familia en su papel de acompañante. Las divergencias con Sobisch jamás fueron planteadas por Jorge Augusto en forma pública. Era su hermana Luz o Pipe quienes criticaban al mandatario provincial. Antes de que finalizara ese segundo gobierno, los hijos de Elías decidieron volver a escena con nombre y apellido. Un hecho que acaban de concretar luego de una campaña que duró cuatro años. Un suspiro en la vida de un Sapag.

El árbol familiar
Canaán Sapag se casó con Nazira Jalil en el Líbano. Tuvieron 8 hijos, 36 nietos, 51 bisnietos y un tataranieto. Don Canaán murió el 18 de octubre de 1987 a los 107 años.
Este es su árbol genealógico.

1.    Elías Canaán Sapag (1911-1994). Nació en Mayrouba, Líbano. Se casó con Alma Cavallo y tuvieron 7 hijos.

–    Carlos Natalio (Nuno), nació el 7 de mayo de 1939. Es el empresario de la familia y quien banca las campañas familiares. Está mal de salud, por eso no participó de la campaña de su hermano Jorge.
–    Roberto. Murió en 1943 a los dos años.
–    Felipe Rodolfo (Pipe). Ex vicegobernador de Jorge Sobisch en su primer período de gobierno y ex senador nacional. Nació el 9 de febrero de 1943. Manejó la campaña desde el centro de la provincia.
–    Luz María, nacida el 7 de junio de 1.945. Varias veces intendenta de San Martín de los Andes. Manejó la zona sur, y tuvo una injerencia permanente en la campaña de su hermano. Es la más parecida a Elías, su padre.
–    Elías Alberto (Gringo). Nació el 7 de enero de 1949. Es el representante de la provincia de Neuquén en la AIC. Peleado con Sobisch, puso toda su energía en la campaña de Jorge.
–    Jorge Augusto, nacido el 7 de julio de 1951. Es el electo gobernador.
–    Alma, nacida el 12 de octubre de 1952. Sin presencia política. Administraba campos de la familia en la zona de Tres Arroyos.

2. Habib Sapag (1912-1917). Nació en Mayrouba. Murió en Covunco a los cinco años.

3. Felipe Sapag. Nació en Zapala, el 17 de febrero de 1.917. Casado con Estela Romeo, 4 hijos:
–    Luis Felipe (el ingeniero que se constituyó en el primer admirador y sombra de su padre)
–    Silvia (ex secretaria de Gobierno de Felipe. Trabajó en la campaña de su primo Jorge).
–    Ricardo Omar “Caito” (Militante de la JP. Asesinado en Junio de 1977, durante la última dictadura militar, a los 24 años)
–    Enrique Horacio (Militante de la Juventud Peronista. Fue asesinado a balazos el 17 de octubre de 1977, a los 19 años)

4. Luritz Sapag (1918-1995). Nació en Covunco. Casada con Felipe Sade. Tres hijos.

5. Almaya Sapag, nacida el 22 de junio de 1.919 en Zapala. Casada con Bartolomé Laffite, 2 hijos.

6. Amado Sapag, nacido el 5 de enero de 1.921 en Zapala. Casado con Esmeralda Gatti, 6 hijos. Entre ellos Daniel (director de Vialidad Provincial) y Edgardo, ex intendente de Zapala.

7. José Sapag, nacido en Zapala el 18 de marzo de 1.923, falleció en Cutral Co el 18 de diciembre de 1.997. Casado con Sarita Aostri, 3 hijos.

8. Josefa Sapag, nacida el 22 de noviembre de 1.924 en Zapala. Casada con Ricardo Esteves, 4 hijos. Entre ellos Alfredo y Ricardo.

Más datos
–    BANDIERI, Susana. Asuntos de familia: La construcción del poder en la patagonia: el caso de Neuquén. Bol. Inst. Hist. Argent. Am. Dr. Emilio Ravignani, ago/dic. 2005, no.28, p.65-94. ISSN 0524-9767.
–    IUORNO, Graciela. La historia política en Neuquén. Poder y familias libanesas.
–    SAPAG, Luis Felipe. El Dinosaurio Amarillo. Fundación Andino Patagónica. 1995.
–    Sitio personal de Luis Felipe Sapag: http://www.sapag.com.ar/
–    http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/argentina/cehepyc/cap4.pdf
–   http://www.neuquen.gov.ar/capitalidad/recorrido_historia/biografia_sapag.htm

3 comments

Deja un comentario