¿Quién es Louise Hay?

POPURRI, Senti Pensante

Luisa Hay, es una mujer que ha descubierto y escrito sobre las enfermedades y su relación con pautas mentales que son causantes de la mayoría de los malestares del cuerpo. Es una invitación  a encontrar el equilibrio y sentir la alegría de vivir.

Por Mamboretá

Vamos a hablar un poco en esta primer parte sobre la obra de Louise. La señora Hay desde sus libros vincula síntomas externos del cuerpo, como podría ser una enfermedad, un cáncer o una dolencia, directamente- y sin muchas paradas- con nuestras pautas mentales. Afirma que para corregirlas y disolver estas causas mentales debemos entrar en nuestro interior.

“El síntoma es sólo un efecto externo. Debemos entrar en nuestro interior para disolver la causa mental. A esto se debe que la Voluntad y la disciplina no funcionen, porque se limitan a luchar contra el efecto externo. Es como cortar la mala hierba en lugar de arrancarla de raíz” dice.

La crítica, la rabia, el resentimiento y la culpa son  los principales malestares del cuerpo. Si uno o una se entrega a la crítica durante un tiempo suficiente, suele conducir a enfermedades como la artritis. La rabia se transforma en cosas que hacen hervir, queman e infectan el cuerpo. El resentimiento que se alberga durante mucho tiempo se encona y corroe el yo, conduciendo finalmente a la formación de tumores y cáncer. La culpa siempre busca castigo y conduce al dolor”, escribe Luisa.

A ella misma le diagnosticaron cáncer de vagina. “No era extraño que tuviera cáncer en la región vaginal habiendo sido violada a los cinco años, habiendo sido una niña maltratada…comprendí que si me operaba para quitarme el cáncer y no quitaba la pauta mental que lo había creado, los médicos irían cortando trozos de mí hasta que no hubiera más de mí que cortar. En cambio, si me hacía la operación y  al mismo tiempo yo quitaba esa pauta mental que la causaba, entonces no reaparecería el cáncer”, cuenta la Hay. Dice que tuvo que laburar mucho en el perdón, así como desintoxicar completamente su cuerpo para lograrlo.

Hay quienes la tildan de chanta, ya que su libro más famosos se titula “Sana tu cuerpo”, lo que lo hace sonar como un libro mágico que promete sanación como el más chanta de los manochantas.

Pero Luisa aclara: “Este librito no “sana” a nadie. Lo que sí hace es despertar la capacidad de contribuir al propio proceso curativo. Para sanar y hacernos íntegros hemos de equilibrar cuerpo, mente y espíritu. Necesitamos cuidar nuestro cuerpo. Necesitamos tener una actitud mental positiva hacia nosotros mismos y hacia la vida. Necesitamos además una fuerte conexión espiritual. Cuando están equilibradas estas tres cosas, sentimos alegría de vivir. Ningún médico, ningún terapeuta nos puede dar esto si no nos decidimos a participar en nuestro proceso de curación.” (Prólogo a la cuarta edición, 1 de febero de 1988, Santa Mónica, California)

Quedan ustedes invitados e invitadas a conocer más sobre la obra de Louise y  quienes han elegido el camino del conocimiento interior.

7 comments

  • tanto la filosofia hindu como la metafisica proponen la meditacion como camino de crecimiento espiritual. la meditacion propone el encuentro con nuestro verdadero ser interior. sana nuestra alma y calma nuestra mente. me gusto la notaaaaa genial !!!!!

    sai ram.

  • Me he leido casi todos los libros de ella. En verdad me hizo conciente a mi me gustaria escribirle y que me conteste seria un honor.

  • TIENE RAZON YO COMBATO LAS BRONCAS SALIENDO A CORRER Y DEJANDO TODA LA MERDUSCA EN LA BARDA , A LA VUELTA …SOY OTRO. PRUEBEN..FUNCIONA.

  • Los Libros de esta bella mujer, son sensacionales, cuando no los degustamos, leemos y aplicamos con conciencia, nos damos cuenta del cambio que realmente vamos dandole a la vida, esto como dice ella es un gran complemento porque debe estar acompañado de una gra conexion espiritual. A mi me encanto y los libros los tengo como un gran complemento en mi avance espiritual y evangelizador hacia mi familia y los demas. Estos instrumentos tan bellos hay que promoverlos. Dios bendiga grandemente a lousi hay.

Deja un comentario