La Justicia, más severa con los cortes y las tomas

Movimientos sociales, Tierra

Piquetes en las rutas argentinas
Piquetes en las rutas argentinas

Conocé acá el protocolo de funcionamiento para actuar frente a Tomas y Cortes de ruta, que se estableció tras una reunión Fiscales realizada 14 de mayo. Ambos protocolos son de similares características y buscan “aplicar acciones uniformes” por partes de los fiscales. Es decir, actuar de igual manera con los desalojos y las acciones legales.

Las dos resoluciones internas, 07 y 08 de 09, buscan ejercer presión sobre la policía para que, de aquí en más, se hagan efectivos los desalojos en caso de eventuales cortes de rutas o tomas de tierras. Incluso dispone la identificación de los manifestantes, y la continuidad de las acciones penales en su contra, una vez ya disuadido el piquete.

Su objetivo es instruir a los fiscales de toda la provincia en la manera de proceder ante los bloqueos en rutas y caminos, y tomas de tierras, acciones consideradas como ilegales por la justicia argentina –delitos 194 y 181 del Código Penal, respectivamente-.

El protocolo dice textualmente que ante la noticia de la comisión de alguno de estos delitos “se requerirá a la prevención de la identidad de todos los autores del hecho, participes o instigadores, complementando dicha información con los medios técnicos adecuados (filamciones, plcas fotográficas, croquis ilustrativos, etc).”

“Recibida la información procedente solicitará en forma inmediata al señor juez de instrucción que corresponda el requerimiento de instrucción que deberá contener, entre otros,

a) petición de inspección judicial;

b) identificación de todos los autores, con la aprehensión policial de los mismos si fuera necesaria, a fin de determinar su identidad;

c) con el objeto de hacer cesar los efectos de delito deberá solicitar la intimación a la desocupación de la ruta o camino permitiendo la libre circulación;

d) ordenar a la policía que impida a quienes se encuentren consumando el ilícito, la provisión de insumos, víveres, y todo elemento que permita la continuidad del delito;

e) cumplido el plazo que el juez considere pertinente, se ordenará el decomiso y secuestro de todo los elementos utilizados para el corte, se procederá a la expulsión de los resistentes, al aseguramiento de a circulación, ordenando el uso de la fuerza pública y procediendo a la detención de los desobedientes”

Alberto Tribug dejó en claro en declaraciones a la prensa que, una vez levantado el corte, las acciones legales iniciadas contra quienes participaron serán continuadas por el ministerio público fiscal.

El protocolo prevé que ante la negativa de la policía de realizar un desalojo por “falta de capacidad operativa” se solicitará al juez “que disponga el cumplimiento inmediato de las medidas directamente a la Jefatura de Policía, para que disponga los medios necesarios a tal fin”. Se advierte que la policía deberá cumplir la orden “bajo apercibimiento del delito de desobediencia a una orden judicial”.

2 comments

  • Lamentablemente este es el protocolo incumplible para evitar las tomas de tierras y los cortes de rutas. Acciones inmediata no existen cada paso lleva por lo menos dos semanas, tiempo suficiente para que se consolide cualquier delito. Los intendentes optan por distraerse con que es un problema de los okupas con los propietarios
    El protocolo dice textualmente que ante la noticia de la comisión de alguno de estos delitos “se requerirá a la prevención de la identidad de todos los autores del hecho, participes o instigadores, complementando dicha información con los medios técnicos adecuados (filmaciones, placas fotográficas, croquis ilustrativos, etc).”
    “Recibida la información procedente solicitará en forma inmediata al señor juez de instrucción que corresponda el requerimiento de instrucción que deberá contener, entre otros,
    a) petición de inspección judicial;
    (No se realiza, los fiscales y los jueces no van al lugar pese a que es ley)
    b) identificación de todos los autores, con la aprehensión policial de los mismos si fuera necesaria, a fin de determinar su identidad;
    (No se realiza, los okupas se niegan y al ser muchos es imposible meterlos presos a todos para identificarlos) van los oficiales de justicia y no requieren del acompañamiento de la policia
    c) con el objeto de hacer cesar los efectos de delito deberá solicitar la intimación a la desocupación de la ruta o camino permitiendo la libre circulación;
    (La intimación no tiene ningún efecto) la realizan los oficiales de justicia sin ninguna responsabilidad
    d) ordenar a la policía que impida a quienes se encuentren consumando el ilícito, la provisión de insumos, víveres, y todo elemento que permita la continuidad del delito;
    (La policía no tiene la fuerza necesaria y muchas veces son familiares de los que deben reprimir y hay casos de policías okupas
    e) Cumplido el plazo que el juez considere pertinente, se ordenará el decomiso y secuestro de todo los elementos utilizados para el corte, se procederá a la expulsión de los resistentes, al aseguramiento de a circulación, ordenando el uso de la fuerza pública y procediendo a la detención de los desobedientes”
    (La fuerza pública, desobedece constantemente las ordenes de los jueces sin recibir apercibimiento alguno)
    Alberto Tribug dejó en claro en declaraciones a la prensa que, una vez levantado el corte, las acciones legales iniciadas contra quienes participaron serán continuadas por el ministerio público fiscal.
    El protocolo prevé que ante la negativa de la policía de realizar un desalojo por “falta de capacidad operativa”
    ( Esto es siempre)
    se solicitará al juez “que disponga el cumplimiento inmediato de las medidas directamente a la Jefatura de Policía,
    (Depende del gobierno provincial y a estos les da terror político tener un desalojo violento y por eso la orden nunca llega) para que disponga los medios necesarios a tal fin”. Se advierte que la policía deberá cumplir la orden “bajo apercibimiento del delito de desobediencia a una orden judicial”.
    Realmente no los intimida desobedecer una orden judicial porque el gobierno provincial los protege

Deja un comentario