En el Iadep no pasó nada

Política

(8300) tapa abril
(8300) tapa abril

El Tribunal de Cuentas de Neuquén ordenó un sumario para investigar presuntas irregularidades en el Iadep, revelados en un informe de auditoría. Ese organismo refinanció créditos vitivinícolas por un monto que ronda los 400 millones de pesos a unos 16 empresarios amigos del poder. El Tribunal dispuso además “un severo juicio de reproche” a las autoridades responsables. El jefe de fiscales, Alberto Tribug, habría iniciado una investigación de oficio.

El exhaustivo trabajo de auditoría del ejercicio 2007 al Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo, Iadep, no fue lo suficientemente contundente para los y las integrantes del directorio del Tribunal de Cuentas de la provincia. Por otra parte, (8300) web pudo saber que la controvertida fiscalía de Delitos contra la Administración Pública, no inició ninguna investigación de oficio sobre el tema.  Sin embargo, el jefe de fiscales Alberto Tribug, ordenó el inicio del trámite que estará a cargo del fiscal Pablo Vignaroli, sobre quien pesa un pedido de juicio político por su inactividad en la función, promovido por la ong Convocatoria Neuquina, y otro por el abogado Juan Manuel Salgado.

El cuatro de junio pasado resolvieron “la substanciación de una actuación sumarial para analizar las observaciones “con el objeto de determinar si se ha producido perjuicio a la hacienda pública”. El abogado sumariante será Gustavo Brasca.

El acuerdo firmado por la presidenta del Tribunal, Violeta Mandon, los vocales, Dante Boselli, Néstor Cucurullo, Angel Molia, y el vocal Ad-Hoc, Facundo Ferroni, también formula un “ severo juicio de reproche” a las ex autoridades del Iadep en el período auditado. Se trata de Rodolfo Kaiser, Rubén Andrian, Marcela Domínguez, y Carlos Marina.

El acuerdo  recomienda a las actuales autoridades del organismo  “adoptar medidas que resulten necesarias y conducentes a fin de ajustar debidamente la gestión administrativa- contable del ente a las normas que la regulan”.

El escándalo

El informe de auditoría al Iadep difundido en el último número del periódico mensual  (8300), reveló que el directorio del organismo había refinanciado los créditos más importantes de su cartera, al punto de comprometer su capacidad prestable, con tasas de interés mínimas y garantías que en veinte años se volverían obsoletas. El dinero estaba destinado a los emprendimientos vitivinícolas que desarrolló el empresariado vinculado al sobischismo, en las localidades de San Patricio del Chañar, Añelo y Senillosa.

Por otra parte, la auditoría detectó otras irregularidades, como hipotecas hasta en sexto grado de prelación. Es decir, bienes hipotecados hasta seis veces, entre otros hechos. La profesional que firmó el informe sugirió al Tribunal que observara si esos actos eran pasibles de investigaciones más profundas.

La aparición de este informe generó un importante revuelo en la provincia de Neuquén. Algunos diputados y diputadas de la oposición, como Soledad Martínez, impulsaron un pedido de informes al Iadep, para que se explique cómo fueron otorgados los créditos y cuáles fueron las condiciones de renegociación de los más de 400 millones de pesos, y que llegaron preferentemente a los amigos del ex gobernador Jorge Sobisch.

El oficialismo del Movimiento Popular Neuquino, logró trabar el pedido original de legisladores opositores, y limitó el pedido de informes al 2007 en adelante. Es decir, el período cuestionado por la auditoría divulgada por el periódico (8300).

El Tribunal de Cuentas decidió mantener en reserva las actuaciones y fue recién el cuatro de junio cuando tomó la resolución que ordena el sumario al Iadep y amonesta levemente a los funcionarios responsables del otorgamiento y la refinanciación de los créditos, que comprometieron la capacidad prestable del Instituto.

Más información

400 millones para 16 amigos. Artículo del periódico (8300)

Pedido de juicio político contra el fiscal Vignarolli, de Convocatoria Neuquina

6 comments

Deja un comentario