Crítica al “silencio” de la Iglesia por el caso Grassi

Política
Rubén Capitaneo en el juicio contra von Wernich
Capitanio en el juicio contra von Wernich

Un centenar de sacerdotes y laicos de todo el país cuestionó a la cúpula eclesiástica, tras la condena por “abuso sexual y corrupción de menores agravada” contra el sacerdote, Julio Grassi.

No entendemos este silencio que tiene la apariencia de ‘callar y otorgar'”, sostuvo el comunicado al criticar a la Conferencia Episcopal Argentina conducida por el cardenal, Jorge Bergoglio.

El texto lleva la firma, entre otros, del sacerdote de Centenario, Rubén Capitanio, quién conversó con los compañeros de La Palangana.

“Es más una expresión de dolor que un comunicado para informar u opinar”, sostuvo el sacerdote.
Señaló que los obispos “otra vez han perdido la oportunidad de ejercer su deber de cristianos y de pastores cristianos”. Capitanio indicó que esperaba “que se expresaran en contra de Grassi, pero sí en solidaridad con las víctimas, es decir con estos menores que está comprobado que fueron abusado”.

Audio Capitanio en La Palangana

El documento dice:

“Ante el fallo que encuentra culpable al presbítero Julio César Grassi por pederastia y pedofilia, pero que a su vez le concede libertad e incluso la posibilidad de ir, con alguien por él elegido, a la Fundación Felices los Niños, queremos señalar:

“1. Nuestra mirada pretende ser –como lo hemos dicho muchas veces– desde las ‘víctimas’, que son, en este caso, evidentemente, los menores abusados;

“2. Creemos que la fuerza de los curas no puede ni debe estar dada por su cercanía al poder sino por la credibilidad, y –por lo tanto– no entendemos la negativa a someterse a pericias, ni su presencia coercitiva en la Fundación;

“3. Nos parece que ‘el peligro’ principal no es el procesal (esto es, que Grassi comparezca o no a los llamados de la Justicia), sino la posibilidad de que reincida en aquello por lo que se lo ha condenado en primera instancia. Eso sería gravísimo y responsabilidad directa de quienes le conceden la libertad;

“4. Lamentamos el silencio de las cúpulas eclesiásticas ante este caso, y otros como el de von Wernich. Vemos que otros episcopados como el colombiano han hecha pública su voz en casos semejantes y no entendemos este silencio, que tiene la apariencia de ‘callar’ y ‘otorgar’.

Desde nuestro lugar de curas, religiosos, religiosas y laicos/as hacemos llegar nuestro saludo solidario a los menores víctimas y a otros que eventualmente existieran, y como miembros de la comunidad eclesial les pedimos perdón por la violencia que surgió contra ellos desde nuestra ‘casa’.”


Deja un comentario