Neuquén interesada en producir “bio”combustibles

SECCIONES, Tierra

El ex gobernador de Neuquén, Pedro Salvatori, busca inversores para producir biocombustibles en la provincia. El tema –que genera polémica en los países pobres- parece haber sido dirimido en la provincia. Aunque en (8300) no recordamos bien cuándo se debatió.

Pedro Salvatori resolvío el dilema de los "Bio"combustibles.
Pedro Salvatori resolvío el dilema de los "Bio"combustibles.

La producción de “bio”combustibles (es decir, combustibles elaborados en base a alimentos como la soja, el trigo y la cebada entre otros) es un tema controvertido en todo el mundo. Es que mientras exista hambre en el planeta, pensar que con un tanque de combustible de una camioneta se podría alimentar a un ser humano durante un año entero, es una obscenidad. O si –como lo pronosticó Fidel Castrotres mil millones de personas quedan condenadas al hambre y la sed por este emprendimiento.

Pero aquí en Neuquén, el debate parece haberse zanajado ya.

Al menos eso parece por las gestiones realizadas por el presidente de la (ahí va:) Agencia para la Promoción y Desarrollo de Inversiones de Neuquén, Pedro Salvatori con George Pataki, ex gobernador republicano del estado de Nueva York y actual representante de un bufete de abogados americanos que buscan inversiones en la Patagonia.

El Muñoz de Toro por las astas

Pataki llegó acá por gestión de un hombre tan polémico como los “bios”: Fernando Muñoz de Toro, quien “recomendó a Neuquén  por las posibilidades de su potencial de recursos naturales”.

La noticia fue publicada en el sitio oficial del gobierno neuquino: “Salvatori impulsa inversiones con el ex gobernador de Nueva York”, dice la información. Relata que el inversor “mostró su interés fundamentalmente en aquellos que incentivan el desarrollo de energías alternativas, la producción de biocombustibles y sobre obras de infraestructura”.

También que Pataki, en declaraciones a medios nacionales, había señalado que “con el petróleo hoy a 70 dólares el barril se hace atractiva la inversión en energías renovables, no contaminantes, y entre ellos los “bio”combustibles que son una alternativa interesante en la Patagonia Argentina y en especial en Neuquén“.

Decisión tomada

Es que Salvatori –ex gobernador de la provincia de Neuquén- tiene claro el tema desde hace rato. En un artículo publicado en el diario La Nación el 2 de abril de 2006, había sostenido que era “inconcebible pensar que en un país, que es líder en producción de maíz, soja y otras oleaginosas, no se pueda crear una industria de “bio”combustibles”.

En ese artículo, el presidente de la (ahí va otra vez:) Agencia para la Promoción y Desarrollo de Inversiones de Neuquén, alababa la decisión del entonces presidente norteamericano George W. Bush de reducir un 75 por ciento la importación de petróleo de los Estados Unidos para el 2005, para finalizar con la “adicción al petróleo” de su pueblo.

La controversia

El debate actual sobre los biocombustibles es si destinar recursos como la soja, la cebada u otros cereales a la producción de combustible, cuando la pobreza en el país es del 30,5 por ciento, y –sólo en el Gran Buenos Aires- la desnutrición alcanza a uno de cada cinco chicos de menos de 18 años.

Para ponerlo en números, se habla de 12 millones de personas que son pobres porque están por debajo de una errática “línea de pobreza” dibujada por el Indec, y de ese total, unos 4 millones son indigentes. Es decir que sus ingresos no alcanzan a cubrir ni siquiera lo necesario para una correcta alimentación.

Si bien es cierto que el país exporta alimentos en cantidades, no existe una política oficial tan decidida a terminar con el hambre, como la que tiene para definirse a favor de los combustibles bios. El tema está aún abierto. Particularmente en los países pobres como el nuestro, y aún cuando no sea del agrado del ex gobernador Salvatori.

Más información

Combustibles vs alimentos. ¿Qué vadis?

Facultad de Ciencias Agroquímicas de la Universidad Nacional de Córdoba

Deja un comentario