Los dueños de la tierra y el problema del alambre

ARCHIVO, Movimientos sociales, SECCIONES, Tierra

Jorge Sandoval (centro) junto a integrantes de la Mesa Campesina
Jorge Sandoval (centro) junto a integrantes de la Mesa Campesina

La Mesa Campesina del Norte Neuquino se enfrenta por primera vez a una orden firme de desalojo. Y como siempre que hay algún problema, sus integrantes se reúnen en el campo en disputa. (8300) estuvo en El Cholar para acompañar y conocer la organización campesina más representativa de la provincia.

Por Fernando Cabrera y María Nelia Villar

Los campesinos luchan a diario para que su estilo de vida no desaparezca. En el norte neuquino, los esporádicos oasis de álamos y sauces que quiebran la aridez del paisaje indican que alguien vive allí, o vivió.Muchos no han logrado sobrevivir a la economía del alambre, y de su paso por esas tierras hoy sólo quedan los árboles.

En la provincia como en muchos otros lugares del país y de América Latina, en la última dictadura comienza un proceso de concentración de la tierra y de exclusión silenciosa que aun continúa. Desde entonces avanzan con fuerza dueños que, avalados por la Justicia, expulsan a las familias campesinas de los territorios que habitaron por generaciones. La explosión demográfica de los últimos años en las grandes ciudades está relacionada, en parte, con estos desalojos, con el despoblamiento de las zonas rurales a fuerza de topadoras.

Sin embargo, hay quienes resisten y se organizan para frenar estos atropellos. Es el caso de Jorge Sandoval, sobre quien, desde el pasado 18 de marzo, pesa una orden de desalojo librada por la jueza de Chos Malal, Graciela Rossi, a favor de la señora Isabel Aquín de Creide.

Jorge vive a ochocientos metros de donde nació y creció junto a su abuelo, en la zona conocida como Campo Casco, a unos ocho kilómetros de El Cholar. Allí también trabajó su bisabuelo y hoy juega su hijo Nicolás de 9 años. La historia de, al menos, cuatro generaciones tiene sus raíces amarradas a esas tierras.

Pero desde 1978 la familia Creide y su apoderado, Horacio Nicolás, intenta desenraizar esta historia. Entonces Jorge tenía 12 años y todavía recuerda. “Nicolás y sus peones pasaban y churrasqueaba en la casa del abuelo y le decían que no lo iban a molestar. Después empezó a correr el alambre y el Juez de Paz, Jorge Temi, ordenó a quienes tenían puestos de ese lado del lote 7 que se fueran a otro lado.

Los crianceros acataron la orden y se desplazaron a otro sector, pero sus animales, sin entender de títulos de propiedad, siguieron pastando en los campos de siempre. Ahora esas pasturas tenían otro dueño y Jorge, obligado a pagar, un año se quedó solamente con 12 chivas.

“Entonces comencé a valorarme más y a pensar que yo era el dueño de mi trabajo”. Por aquel tiempo la relación con los Creide y su apoderado se deterioraba. “Me pidieron que sacara las chivas de ahí y empezaron a intimidarme, buscando la manera de poder atropellarme. Me hicieron firmar un contrato que me autorizaba a llevar sus animales a la veranada fiscal donde siempre llevé los míos. Nunca recibí pago, ni pastaje a cambio”, relata.

En 2001, terminó la casa del puesto de invernada, con ladrillos de adobe que él mismo cortó. Casa que, por estos días, reúne a integrantes de la Mesa Campesina y otras organizaciones para acompañar a esta familia, ante la posibilidad de un desalojo.

Al volver de la veranada del 2005 el hijo de Horacio Nicolás, Diego, le pidió que le entregara las chivas y la casa. Jorge se negó a entregar la construcción y le devolvió sus chivas. “Las mías cuando vuelva las voy a echar al corral”, ratificó Jorge defendiendo lo logrado con tantos años de esfuerzo.

En torno a la presencia de los Creide en la región, Jorge los reconoce dueños del lote 8, conocido como Chochoy Mallín, pero sostiene que “en el lote 7 nunca trabajaron. Quieren la tierra para arrendarla. Por las pasturas del ganado caprino los Creide cobran el 20 por ciento de la producción y por la de vacunos, entre 20 y 30 pesos por animal por mes.

Los puesteros no comprenden el afán de posesión de “dueños” que no ponen a producir los campos. Aseguran que en la mitad de lote 7, las 5 mil hectáreas que Creide se adjudica, podrían trabajar unos 100 crianceros.

Tierra, agua y trabajo

Jorge conoció a la Mesa Campesina del Norte Neuquino por la radio. “Yo estaba preocupado y algo escuche en la radio”, recuerda. Empezaba el 2007, decidió acercarse.

Un día llegué a una reunión de la Mesa en Chos Malal. Después fui a otra en la que logré charlar y me dijeron que podía organizar en El Cholar La Mesa Campesina, relata.

A los pocos días se reunió con vecinos que tenían problemas similares al suyo y conformaron la zonal El Cholar de La Mesa. “En ese momento nos juntábamos alrededor de 10, ahora ya somos más de 20 familias”, cuenta, y el brillo de sus ojos delata entusiasmo y esperanza.

En aquellas primeras reuniones, que se realizaban en la iglesia del pueblo, estuvieron, entre otros, Josefina Navarrete, de 74 años, y su esposo Carlos Pizarro. Hacía más de 25 años que trabajaban en el campo la Fontaine del lote 6 cuando Carlos Narambuena dijo ser dueño del lugar. “Nos pidió parte del capital, 50 chivas y 5 vacas, para seguir trabajando allí; y nosotros pagamos todos los años”, explicó Josefina.

Un año, más difícil que de costumbre, se negaron. “Nos amenazó en nuestra casa. Cuando fuimos a la comisaría nos dijeron que lo si ocurría una segunda vez nos tomaban la denuncia. Siempre es así, no te prestan atención. Nosotros no podemos pagar un abogado. Nos han quedado cien chivas del trabajo de toda la vida”.

Al poco tiempo apareció Jorge con la propuesta y se sumaron a trabajar en la organización de la “zonal”. Allí podrían compartir sus problemas y enfrentarlos entre varios y tendrían un abogado que los asesorara y defendiera.

“Con el trabajo de La Mesa se han frenado un poco los aprovechos”, cuenta Josefina. En estos días a cinco crianceros, cuyos puestos están en el lote 6, les llegaron cartas documentos para que no invernaran más allí. Rápidamente el área de Legales respondió las intimidaciones.

En el caso de Jorge Sandoval, la Mesa denunció que la jueza Graciela Rossi favoreció al titular registral y no al poseedor del campo. Jorge cumple con los requisitos que plantea la ley de posesión veinteañal: si hay ánimo de posesión y más de 20 años de residencia se es poseedor del mismo.

Además, denunció que la jueza ordenó el desalojo cuando “hay instancia de negociación entre partes, en la que la señora Creide ofrece al Gobierno provincial las 800 hectáreas que posee Sandoval por la suma de 1 millón de dólares”.

Palabras

Ya el 17 de abril del 2008, la jueza había ordenado su desalojo. Dos semanas después, el día 9 de mayo, Jorge y otros integrantes de la Mesa tuvieron una audiencia con el gobernador. Jorge Sapag se comprometió a revisar la situación, a evaluar la compra del terreno y a financiar la realización de los juicios de prescripción adquisitiva de los terrenos ocupados por 32 familias en los lotes 6 y 7.

En su momento me dejó tranquilo. Pero el gobernador no hizo nada. El conflicto sigue estando y en cualquier momento va a aparecer. Por eso digo que del gobernador para abajo son todos culpables de este desalojo”, opina Jorge mientras espera junto a sus compañeros que llegue la notificación judicial informándole del desalojo.

“Uno siente un poco de bronca con la Justicia porque siempre están del lado de los que tienen más y dejan de lado a los pobres. Se abusan de la ignorancia. Algunos de nosotros no sabemos ni firmar. Nosotros trabajamos y no le pedimos nada al gobierno. Quieren que nos vayamos a amontonar al pueblo, a las villas. A ser desocupados y pedir la caja. ¡Si le dan la tierra a una sola persona cómo no nos vamos a  amontonar! Un único  dueño no le da trabajo a nadie remata pausadamente, con la Cordillera del Viento a sus espaldas.

La Mesa Campesina del Norte Neuquino

(mesacampesinadelnorteneuquino@gmail.com)

  • La Mesa Campesina del Norte Neuquino nació en 2001 a instancias de la Pastoral Rural.
  • En el 2005 se sumó el INTAy en el 2006 se organizaron cuatro áreas de trabajo.
  • Hoy están organizados en nueve “zonales” en las que se agrupan unas 150 familias.
  • Tienen una reunión zonal por mes y otra general en la que participan un representante por cada área de trabajo, por cada zona.
  • Este año proyectan comenzar a construir la Casa Campesina, en Chos Malal.

5 comments

  • hace años estuve en la zona cordillerana haciendo un video del tren trasandino, si ese que hacen y deshacen como hace 100 años. con la trafic y el gps y a pata y el gps fui grabando y sacando fotos de la supuesta futura via y conoci personajes que entreviste y que no pude poner en el video oficial, seria lindo poder compartirlo

    besos, armonia y bendiciones

    ruy checa

  • Dale, mandanos un mail a la dirección de la redacción (redaccion@8300.com.ar) y lo charlamos. Estaría muy bueno!!!
    Saludos y muchas gracias por el aporte!

  • La verdad que estos de la mesa campesina son chantas , yo soy abogada y represente a un dunio real en el sur de neuquen y con el verso de que nacen ahi , mienten por lo que dice la mesa , pero seguramente el desalojo vendra por que no es de ellos . Que se vayan los chantas que no tienen tierras y quieren tenerlas con mentiras.

  • Concido con lo que dice Lusiana , la verdad que a mi padre por una tierras reales compradas en el sur de neuquen , estos tipos que dicen ser campesinos nacidos en los campos terminaron quedandose en un campo nuestro por mas de 4 años hasta que la justicia por fin los saco en el 2007 , pero sin ninguna penalidad. Cuando pararan de armar conflictos y tratar de quedarse con lo que no es de ellos basandose en la pena y tratando de que la comunidad de apiade de ellos mientras que solo mienten y enganian atravez del poder de la famosa mesa campesina que los defiende muchas veces sin ninguna razon salvo el conflicto y lucha de intereses. BASTA MENTIROSOS !!!!!!

  • Concido con Luisiana y Marcos, la verdad que esto de tomar tierras y apoderse de ellas con presion con delia , o la mesa campensina esta cansando , es una barbaridad , esa familia tiene esas tierras hace mas de 40 años y son conocidos alla , no es para que se metan con algo legitimo asi nomas y gratis, ya dentro de poco van a tomar nuestros departamentos y vamos a tener que desalojarlos con la policia , que mas falta ?????

Deja un comentario